jueves, 8 de octubre de 2015

Crónica miércoles 7 festes del Roser Almassora: Tarde de carreras y quiebros


Informa: Patricia Rodríguez


No hacía frío ayer en la Vila de Almassora, más allá de un aire fresquito propio del mes de octubre en las zonas con sombra. Pero "Aseñorado" se empeñó en buscar esos terrenos con nieve que cubren la finca La Cabañuela la mayor parte del año. Era el debut de "los toros del frío". 


El toro de la ganadería Antonio Bañuelos se presentó en el ecuador de la feria del Roser por la puerta pequeña de Ca la Vila. La que gusta por tradición. El de las peñas La Tribu, El Roser, El Arte, El Racó y Els que faltavem 1979, barrió los cadafals de la parte derecha de la plaza Mayor para encontrarse con Richard, que le echó la faja roja para quitárselo de encima. Con la arena sin ese blanco que le resulta familiar, el animal salió a la calle San Joaquín para pasar por La Picaora, donde sigue colgada la pancarta en defensa del "bou al carrer".

A partir de ahí el de Burgos realizó una búsqueda infructuosa entre San Vicente y Colón pasando por San Joaquín. Terreno llano, ya saben. Un recorrido cíclico que pisó en cinco ocasiones durante 15 minutos en los que si unos se quedaban helados con el comportamiento obsesivo del Bañuelos, otros se sentían corredores a falta de encierro de cerriles.

Los que habían echado de piernas con las astas a sus espaldas lamentaron entonces que el número 3 hiciera parada en La Picaora. No opinaron lo mismo los 'rodaors' que lo esperaban en la plaza, donde Patricio le plantó la chaqueta nada más aparecer. Por si volvía a salir corriendo. El que le salió por peteneras al Bañuelos fue Paco Pino, de Onda. Tanto es así que los que no lo conocían creyeron que se trataba de un insconciente, el resto le gritaron: ¡Artista!.

CUVILLO DE QUIEBRO // Encerrado en chiqueros el primero de la tarde, con la frustración de no haber encontrado más que arena y asfalto en 38 minutos, la actividad volvía a la plaza Mayor, al igual que la reina y sus damas al balcón del antiguo ayuntamiento para presidir la segunda salida. A sus pies se esperaba a Borja Gimeno como anfitrión de la peña El Trasto, patrocinadora del Núñez del Cuvillo. Y no sólo los aficionados. Hasta "Gavilán" había sido informado de que un 'rodaor' con camiseta morada lo recibiría en la arena. 

Pero para sorpresa de toros se presentó César Palacios para hacerle la suerte de recibo. "Éste lleva camiseta blanca", dijo algo desconcertado el Cuvillo, que entró a las rodadas perdiendo las manos al igual que su hermano un día antes. Se puso Raulillo, de morado K-nut, y el animal añadió: "igual es éste" y siguió al lío antes de salir a las calles para basar la mayor parte de su exhibición en La Picaora. Se lo pasó Rafa Lorite por la espalda y se arrancó de largo y con buen son a los quiebros que le ejecutaron sobre la arena, como los de Polvorilla, de Vila-real, y Patricio -en tres ocasiones-. La tarde taurina concluyó con la suelta de una vaquilla.



* La crónica en el Periódico Mediterráneo:

http://www.elperiodicomediterraneo.com/noticias/comarcas/tarde-carreras-quiebros-ecuador-feria-taurina-roser-almassora_955637.html

No hay comentarios: