viernes, 19 de agosto de 2016

Onda enseñará de “bous al carrer” a los niños de San Sebastián de los Reyes


Informa: Patricia Rodríguez


Onda (Castellón) será la encargada de enseñar de “bous al carrer” a los niños de San Sebastián de los Reyes (Madrid). En concreto, el encargo recae en la Asociación Aficionats al Bou de Fira d’Onda, un colectivo que debutará la próxima Fira patrocinando su primer toro pero formado por aficionados de la localidad con un amplio currículum en el mundo del toro.

La iniciativa “Jugando al toro”, organizada por la Asociación Taurina Defiende Tu Fiesta y en la que tomarán parte los ondenses junto a otros cuatro colectivos taurinos, está enmarcada en las fiestas de San Sebastián de los Reyes, en las que destacan sus tradicionales encierros. Las actividades comenzarán el viernes 26, pero será dos días después, el domingo 28, cuando la tradición taurina de la Comunitat Valenciana sea protagonista.

De este modo, ‘Aficionats al Bou de Fira d’Onda’ explicará a los aficionados que tomen parte en la actividad las diferentes modalidades de “bous al carrer”, con gran arraigo en Onda y la provincia de Castellón. Además, y según han explicado fuentes de la asociación, se expondrá de forma amena en qué consiste la tradición del ‘bou embolat’ y se recreará una embolada con un carretón.

De hecho, si bien las jornadas están enfocadas particularmente a público infantil, también está abierta la asistencia a personas de todas las edades que podrán conocer cinco festejos taurinos populares celebrados alrededor de la geografía española. 

CINCO FESTEJOS // Y es que, además de aprender sobre “bous al carrer”, los pequeños y mayores de San Sebastián de los Reyes podrán familiarizarse con el Toro Cajón de Íscar (Valladolid), con la Peña El Abuelo; el Toro Enmaromado de Benavente (Zamora), con la Asociación Charamandanga; el toro embolado, con la Cuadrilla Tío Emi de San Sebastián de los Reyes (Madrid); así como del Toro del Aguardiente de Ciudad Rodrigo (Salamanca), de la mano de la Asociación Carnaval del Toro.

Los actos programados por la Asociación Taurina Defiende Tu Fiesta tendrán lugar del 26 al 31 de agosto a las 21.00 horas en la calle Pedro Rodríguez el Viejo y la calle de la Victoria del municipio madrileño.

viernes, 12 de agosto de 2016

Mateo Ferris: “El día que corra y no sienta lo que tengo que sentir, no correré más”

Mateo Ferris en su pueblo, Onda, durante la entrevista. (P.R.)

...Y sobre los adoquines de Estafeta los pasados 'sanfermines'.

Entrevista: Patricia Rodríguez
Fotos: Archivo Mateo.


Se muestra tranquilo, habla pausado, no tiene prisa alguna. Si no lo conociera, diría que no, que no es él quien cada ‘sanfermines’ pelea en la batalla de Estafeta. Me cito con Mateo Ferris Prades (Onda, 1983) en su pueblo. Al fondo, la Serra d’Espadà como testigo. También en calma tras días de sufrimiento. Un paisaje que le ha visto crecer como persona y como ‘rodaor’ desde aquel primer contacto con las becerras de la mano de su primo Alberto Guillamón Prades “Torrechiva”. “Él era un crack”, recuerda con admiración. Han pasado varias semanas desde que Pamplona cantara el ‘pobre de mí’, pero Mateo no olvida lo vivido este año en el recorrido del encierro. Pisó los adoquines por primera vez con 19 años y hoy, con 33, el de Onda ha conseguido hacerse hueco y nombre sobre ellos.


PREGUNTA. ¿Qué siente un ondense cuándo le dicen que ha sido el mejor corredor de estos ‘sanfermines’?
RESPUESTA. El mundo del toro igual te sube muy alto que te baja. Me gusta llevar una línea. No corro para recibir halagos, corro porque me gusta. ¿Qué te gusta que la gente te lo diga? Sí, a todos nos gusta hacer las cosas bien. Llegar a Pamplona y que gente muy conocida de allí te lo diga te hace pensar que parece que sea verdad, que empiezas a hacerlo bien. Además siendo de Castellón.

P. ¿Por qué corredor de encierros y por qué Pamplona?
R. La afición me viene de familia, que siempre ha estado muy ligada al tema del toro. Mi primo me involucró en esto. Con 13 años empecé a ‘rodar’ alguna becerra y desde los 16 años he sido ‘rodaor’. Pero desde pequeño veía a mi tío en la tele correr en Pamplona y en 2001 fui a correr mi primer encierro.

A Mateo se le llena la boca hablando de su familia. De su tío Alberto “Torrechiva”, corredor con 40 años de experiencia en San Fermín, y sobre todo de su primo, “Torrechiva” hijo, al que el toro de la carretera se lo llevó demasiado pronto. Padre e hijo corrían juntos. “Se me caía la baba viéndolos”, rememora. Ahora es él quien lo mantiene vivo en cada carrera del 7 al 14 de julio.
"Torrechiva", padre e hijo... imagen para el recuerdo.

P. ¿Cómo fue esa primera experiencia en San Fermín?
R. Yo me metí en el recorrido y no sabía en qué consistía un encierro. Me llamaron la atención por correr encima del lomo del toro y después ya me lo explicaron. Seguí subiendo a Pamplona, pero fue en 2010 en San Sebastián de los Reyes donde unos amigos vieron en mí cualidades. Me dijeron que podía ser uno de los mejores corredores que había. Me dieron algunos consejos y los fui aplicando.

P. Hasta llegar al 2016…
R. Sí, ahora me dicen: “Sabíamos que ibas a progresar, pero no que ibas a progresar tantísimo”. Los años anteriores han sido buenos, pero no me ponía en la cabeza de la manada. Ahí es donde está la pelea. Este año he tenido más empuje y ha sido espectacular.

P. ¿Qué sensaciones te acompañan antes del encierro?
R. Respeto. Nervios. Miedo. No puedo decir que no haya pasado miedo, todo el mundo pasa. Yo es que siempre intento hacer lo mismo desde que me levanto...

P. ¿Una especie de ritual?
R. Me levanto a la misma hora, a las 7.15, caliento, me cambio, escucho los cánticos y me sitúo en Estafeta. Suelo correr debajo de casa, a la altura de la Bajada de Javier. 

Su domicilio se traslada a kalea Estafeta cada ‘sanfermines’. Una calle a la que da su vida pero con la que se siente en deuda. Allí corre cada mañana, a pesar de que se inició en el tramo de Telefónica.

P. ¿Qué significa Estafeta para ti?
R. (Suspira) Una calle con mucho encanto que cuando la pisas se te eriza el pelo. Desde pequeño he querido estar ahí. Los primeros años corría en Telefónica, porque no sabía cómo funcionaba, pero desde que me hice la camiseta verde siempre he corrido en Estafeta.

P. ¿Uno piensa con un toro de más de 500 kilos en los riñones?
R. Yo me tranquilizo cuando oigo el cohete y me muevo. Cuando llevo el toro pienso en llevarlo bien y templarlo. Hay que tener la sangre muy helada para eso. Ten en cuenta que cuando llegan los toros tienes 5 segundos para pensar qué hacer, cómo hacerlo y la forma de hacerlo.

P. ¿Qué te hace volver a jugarte la vida en carrera?
R. Lo llevo dentro desde pequeño y es lo que quiero. Cada vez quieres más, quieres superarte, y vas a Pamplona con la mentalidad de correr y no de beber ‘kalimotxos’. Cuando acaba un encierro ya estoy pensando en el de mañana. Yo lo tengo muy claro: el día que corra y no sienta lo que tengo que sentir, no correré más.

P. ¿Qué distingue una buena carrera de otra?
R. En Pamplona es muy difícil coger toro. Hay unos 500 corredores expertos buscando la cara del toro. Para mí hay que llevarlo de cerca, templarlo, marcarles tú el ritmo. Eso es lo más difícil. No me verás nunca empujar a nadie. Hay que tener respeto y respetar a los compañeros. Esto es para disfrutar, no para ser ni mejor ni peor.

P. ¿Y qué influye para hacerla: suerte, técnica, un don innato…?
R. (Se encoge de hombros) ¿Tengo todos los días suerte? Yo juego a la lotería y no me toca. Yo siempre intento hacer las cosas igual, como las sé hacer. Tengo un preparador físico, pero eso te sale de dentro. Ves el toro y siempre buscas lo mismo.

P. ¿Quizá la respuesta está en los genes?
R. Como curiosidad este año he llevado la camiseta blanca y roja con la que corría mi primo Alberto “Torrechiva”. Antes corría con una camiseta similar de color verde, pero este año me he puesto la suya que estaba 18 años guardada en casa. La reservaba para cuando estuviera seguro y ha salido así.



Mateo dentro de la manada con la camiseta de su primo Alberto "Torrechiva".



P. ¿Crees que la camiseta ha sido una especie de amuleto?
R. No lo sé. Pero soy bastante supersticioso. Llevo una especie de amuleto, un capotillo de plata que me regaló mi primo, y un toro de oro que era suyo. Cuando acabo me lo quito todo. Siempre corro con los mismos pantalones y cambio de zapatillas cada año. Cuando me salen las cosas bien lo tengo en cuenta.

Él no quiere entrar en polémicas, pero lo cierto es que hay una vigente respecto a la indumentaria. En Pamplona, un sector mira de reojo a los que corren con camisetas de colores y no de blanco y rojo.

P. ¿Y a los que acusan de llevar ‘colorines’ por salir en la televisión?
R. Yo siempre había corrido de colorines y no lo hago para que me vean en la tele. Me puse de blanco y verde por el corredor David Rodríguez y porque me gusta el verde. Además es un regalo de mi madre y la de ahora de mi primo. ¿Por qué no la puedo llevar?


En la cara del toro con camiseta blanca y verde.

P. ¿Es posible el anonimato que se pide en el encierro?
R. Pamplona de toda la vida ha sido Pamplona. ¿Quién no conoce a Julen Madina, David Rodríguez o a mi tío que lleva 40 años? La televisión no deja ser anónimo.

P. Y respecto a la masificación, ¿se puede controlar?
R. Es muy difícil. Tú no puedes decirle a alguien que va en condiciones que no corra. Pero todo el mundo tendría que saber qué es un toro y estar concienciado.

Aunque todo gira alrededor de Pamplona, el ondense también ha corrido encierros de toda España como los de Ampuero, Sanse, Cuéllar, Tafalla, Tudela, Íscar…

P. ¿Cómo ves los encierros cerriles de la provincia?
R. Se está haciendo un gran esfuerzo y se intenta hacer las cosas bien. En Onda, por ejemplo, se ha visto una evolución desde la primera carrera patrocinada por Guarismo 2 en 2002. Lo que sería necesario es intentar arreglar la zona de La Safona para que no se orienten los toros.

P. ¿Hay cultura del encierro en la Comunitat Valenciana?
R. Falta algo de cultura y que la gente se conciencie. Pero hay gente muy buena corriendo y están saliendo muy buenos corredores. Cada vez les gusta más y se están preparando.

P. Una preparación imprescindible...
R. La experiencia ayuda. Todos quieren llegar a Pamplona y hacer un carrerón, pero si vas a jugar a fútbol no vas a jugar con el Barça directamente. Tienes que ir poco a poco y prepararte para jugar rodado.

P. ¿El auge del encierro de cerriles también es palpable en los de ganado de corro?
R. Por supuesto. Estos días -la semana pasada para el lector- estoy corriendo los de la Vall d’Uixó y el recorrido, que me gusta mucho, está a tope. Hace años que voy y antes podía estar solo en la cara del toro. Lo mismo sucede en otros encierros de corro de la provincia.

P. ¿Qué diferencia hay entre correr ganado de corro o cerril?
R. En teoría el ganado de corro va más agrupado y está corrido, para bien y para mal. La gente piensa que los toros de corro no hacen nada y se confía, pero si te coge es lo mismo. Los toros son toros. De hecho, los ganaderos se han dado cuenta y han empezado a meter novillos para que tengan un punto más de velocidad.

Ni los primeros revolcones propios de un principiante ni las reprimendas de su madre evitaron que Mateo se convirtiera en un conocido ‘rodaor’ de la provincia. Miembro de la peña Recorte de Onda, se ha medido a todo tipo de ganado, destacando las tardes de vacas.


Recibiendo a un toro en la Fira d'Onda con la blusa de su peña, la Recorte.

P. ¿Son diferentes las sensaciones al correr un encierro que las que se experimentan en los “bous al carrer”?
R. El respeto es igual en un sitio que en otro. Cuando vas a parar un toro, por ejemplo en Fira d’Onda, estás nervioso, tienes que saber estar, reaccionar. En un encierro tienes que saber entrar y salir. Las sensaciones son similares.

P. ¿La experiencia como ‘rodaor’ puede ser de ayuda en el encierro?
R. La gente de Castellón es importante cuando un toro se queda rezagado en el encierro de Pamplona porque sabe cómo reaccionar. Pero no tiene nada que ver ‘rodar’ un toro a correr un encierro, ni tampoco correr que tirar de un toro rezagado.

P. ¿Cómo vive tu afición tu familia?
R. Lo ha mamado toda la familia. Una madre sufre pero lo han visto de toda la vida al estar muy involucrados todos en el mundo del toro.

P. ¿Para ellos es la primera llamada?
R. Sí, cuando termino la carrera lo primero que hago es llamar a casa para decirles que todo ha ido bien. Después me cambio y almuerzo. Antes no me entra ni un vaso de agua. Se pasa mal...


Y, a pesar de eso, volverá a la cara del toro. A sentir. Y, de nuevo, tras cada encierro, en Onda sonará esa llamada tranquilizadora. Aquel torero de calle que se fue para no volver el verano del 99 estará siempre al quite. 
¡Suerte, Mateo!





*Versión corta de la entrevista publicada en la contraportada del Periódico Mediterráneo (11/08/2016) en el siguiente enlace: 
http://www.elperiodicomediterraneo.com/noticias/contra/los-encierros-ahora-estan-pleno-auge-entrevista_1008849.html



jueves, 4 de agosto de 2016

Almassora adquiere un Juan Pedro Domecq como “Bou del Poble” para el Roser


Informa: Patricia Rodríguez


Un toro de la ganadería Juan Pedro Domecq ejercerá como “Bou del Poble” en las próximas fiestas en honor a la Mare de Déu del Roser de Almassora. Fuentes municipales han confirmado la adquisición del toro que cada semana taurina aporta el Ayuntamiento de Almassora a los festejos.

El astado, marcado con el número 141 y guarismo 2, fue elegido por presencia y hierro, dos características imprescindibles en los ejemplares que se exhiben en la Vila de Almassora. La compra del ‘juampedro’ se conoce días después del viaje al campo bravo realizado por miembros de la comisión del toro de la Junta Local de Fiestas y al que también asistió la concejala de Fiestas, Isladis Falcó.

Cabe recordar que Almassora exhibirá un total de 15 toros cerriles en las próximas fiestas de octubre, que se celebrarán entre el viernes 30 de septiembre y el domingo 9 de octubre con siete jornadas taurinas. De éstos, 14 son patrocinados por los colectivos taurinos que conforman la Asociación de Peñas Taurinas de Almassora (APTA), al que se suma el “Bou del Poble”.

Por el momento se desconoce si habrá encierro de cerriles en la próxima semana taurina, pero bien es cierto que las peñas están buscando de forma individual los ejemplares que patrocinarán en octubre y desde el consistorio han informado que desde la APTA facilitaron a la concejalía de Fiestas el listado con los 14 grupos que patrocinarán toros en octubre “pero no le han trasladado ningún acuerdo para hacer un lote”. 

domingo, 17 de julio de 2016

Brindis al cielo por Víctor Barrio en Almassora





Informa: Patricia Rodríguez
Fotos: Ajuntament d'Almassora


Almassora brindó ayer al cielo. Más de un centenar de personas condenaron los insultos vertidos contra el torero Víctor Barrio, que perdió la vida el sábado pasado en la plaza de toros de Teruel, en una concentración organizada por la plataforma Gossers de Castelló.

Precisamente el presidente del colectivo, Julio Gabarri, inició los discursos para mostrar su repulsa “hacia las faltas de respeto en las redes sociales. No hay palabras para describir a aquellos que se han ensañado con un hombre que practicaba su trabajo”. Cuatro compañeros de profesión, como Vicente Ruiz “El Soro”, Abel Valls, Alberto Gómez y Vicente Luis Murcia, se sumaron al acto con sus sentidas palabras. Especialmente emotivas fueron las de Valls que pidió “libertad, respeto y justicia para la tauromaquia” tras penar las manifestaciones antitaurinas y recordar a Barrio y su familia.

También se dieron cita en la plaza Pere Cornell el subalterno local, José Domínguez; el ganadero, Pedro Jovaní; representantes de asociaciones en defensa de la caza y de los toros, como la Federación de Peñas Taurinas de Bous al Carrer de la Comunitat Valenciana, la Associació en Defensa de les Tradicions de “bous al carrer” y la Plataforma Movimiento 15F. A ellos se sumaron peñistas, aficionados y ciudadanos de a pie tanto de la localidad como llegados de diferentes municipios de la provincia y de la Comunitat que quisieron mostrar su sentir ante los hechos acaecidos.

La concejala de Educación, María José Tormo, tomó la palabra en nombre de la corporación municipal que estuvo representada por la alcaldesa, Susanna Nicolau, (Compromís), así como concejales del PSOE, PP y Ciudadanos –tan sólo faltó el grupo Se Puede-; además del anterior alcalde, Vicente Casanova, en la actualidad diputado autonómico.

Tormo aseguró en nombre de los representantes municipales sentir “vergüenza generalizada” y mostró “la más absoluta repugnancia hacia la falta de valores democráticos mostrada en las redes sociales en los últimos días.”. “Los mensajes que hemos leído son la peor muestra de la condición humana”, lamentó la responsable de Educación, que apeló al amparo de la justicia para zanjar la problemática.


El acto finalizó con un minuto de silencio en memoria de Víctor Barrio y una suelta de palomas.


*La noticia en el Periódico Mediterráneo:

jueves, 14 de julio de 2016

Crónica encierro Miura San Fermín 2016: Para volver a volver


Informa: Patricia Rodríguez
Foto: Diario de Navarra.

Lo importante es poder volver. Bien lo saben los de Lora del Río que hoy estaban de aniversario. Medio siglo en la Feria del Toro. Diez más, para ser exactos, en Pamplona. Historia de los ‘sanfermines’ en cualquier caso. Historia de la casa Miura y de la tauromaquia en todos ellos. Los de Don Eduardo y Don Antonio han vuelto a ser rápidos y nobles. Todo un detalle en día de celebración y de vueltas.

La mente está tan ‘partía’ como el corazón cada 14 de julio. Cuando los que van a medirse a seis toros piensan en la despedida y en el reencuentro. En lo que dejan y en lo que dejaron siete días atrás. No hay tiempo para pensar, sin embargo, cuando suena el cohete y se abre el portón de corrales. Hoy, con Agujeta, Aperador, Arenoso, Desdelargo, Zahonero y Rayito marcando el ritmo.

Los ‘miuras’ han aparecido por la Cuesta de Santo Domingo puntuales, como lo son todas las corridas cada mañana de San Fermín. Estirados, se han ido ordenando según avanzaban los metros en una carrera frenética para pasar agrupados por la casa consistorial. El único colorado se ha puesto en cabeza para coger la curva de Mercaderes, posición que no ha abandonado en todo el recorrido restante.


Velocidad imposible en la Estafeta, con dos grupos de tres entre cuyas astas se han visto impresionantes carreras. Uno de los cabestros ha tropezado con el toro colorado en la zona del callejón, lo que no ha frenado a la manada. Todo en orden hasta que metros después los ejemplares cayeron sobre un grupo de jóvenes en la misma entrada a la plaza y a punto estuvo de aguarse la fiesta. Angustioso para los que han quedado a su merced, como el mozo que ha quedado enganchado por el pitón unos metros. Sin embargo, los ‘miuras’ no querían más jaleo que el del 50º aniversario y han entrado a los corrales a los 2'20". En el día de volver a casa. Eso sí, para volver a volver.

miércoles, 13 de julio de 2016

Crónica encierro Núñez del Cuvillo San Fermín 2016: Correr no es de cobardes



Informa: Patricia Rodríguez
Foto: Diario de Navarra

Correr no es de cobardes. Un cobarde es aquel que se escuda en un nombre falso, en un anónimo, para echar basura por su boca. Aquel que se declara antitaurino como acreditación para manchar la memoria de una persona y su familia, para insultar y vejar. Y esa, a mi juicio, no es la definición de antitaurino. Más bien de mala gente. De persona, poco o nada.

Las grandes faenas, también sobre los adoquines, se brindan al cielo desde el pasado sábado. La misma jornada en que la parte más oscura de la sociedad tomó como punta de lanza una tragedia. Mierda virtual que palpamos en la realidad. Y duele. Difícil limpiar tanta escoria del mundo. Coser y cantar, a su lado, eliminar los vertidos de una noche de fiesta en el recorrido del encierro.

Allí donde no caben los cobardes. Sí el miedo, porque el miedo es humano. Y más humanidad es lo que necesitamos. Han amanecido los 875 metros limpios como la patena para posibilitar el penúltimo encierro de los sanfermines, con toros de Núñez del Cuvillo. Había llovido en Pamplona durante la madrugada. Lágrimas que podían complicar la carrera debido al suelo mojado.

Los toros gaditanos han abierto manada en la Cuesta de Santo Domingo, ocupando casi la totalidad del ancho de la calzada. Los seis ‘cuvillos’ se han ido estirando y un colorado se ha puesto en la cabeza, embistiendo a un grupo de corredores en el vallado situado frente al Ayuntamiento. Allí se ha registrado la única cogida del séptimo encierro a un ciudadano americano. A continuación, el animal se ha situado a la cola de la torada.

El milagro diario se ha producido hoy en la curva de Mercaderes, en la que ha quedado a merced de los toros un aficionado que, si bien se ha salvado del negro que abría la manada por su rápida reacción, no se ha librado de quedar atrapado por los siguientes. En fila india han entrado en Estafeta, situándose por el vial cuatro por delante y otros dos a metros de distancia, permitiendo carreras de infarto entre los corredores habituales. En esos sitios en los que los humanos se convierten en seres superiores. Con miedo, pero sin cobardía.

Tres de los ejemplares han llegado primero a la curva de Telefónica. En dicho punto, uno de los toros ha caído junto a un mozo en la parte derecha del vallado, adelantándose un astado en solitario para entrar a la plaza. Poco después han pisado la arena los tres siguientes en dirección a chiqueros, a los que les han seguido los dos últimos.

Encierro rápido, de todos modos, con un tiempo de 2’32”. Así se ha dado por concluida la carrera pero no los valores que comporta la tauromaquia. Valores de los que carecen aquellos que se avergüenzan del que es y se declara taurino. Vergüenza me daría a mí no tener corazón. Vergüenza ser como vosotros.

martes, 12 de julio de 2016

Crónica encierro Victoriano del Río San Fermín 2016: Carreras sin faustos


Informa: Patricia Rodríguez
Foto: Diario de Navarra


Padilla se ha dado un baño de masas. El torero jerezano ha repetido esta mañana el ritual clásico de los últimos encierros, el de hacer el recorrido junto a los pastores en esos minutos previos. Y dejarse querer por las masas. Entre la plaza de toros y la Estafeta. Un fenómeno fan propio de estrellas del rock que, después de los 2’13” de carrera, se han merecido algunos corredores. Los que se mueven entre el anonimato que pide el encierro y el estrellato al que obliga la televisión.

No hay atuendo blanco que haga invisible a nadie situado a escasos milímetros del toro. En su función de guía. Los victorianos han puesto en bandeja coger hueco por su colocación. Casi un imposible, sin embargo, por la alta velocidad en carrera. ¡No lo iban a poner tan fácil! Y es que los de astados de Guadalix de la Sierra hacen gala cada ‘sanfermines’ de los resultados de sus entrenamientos en los 875 metros de recorrido.

La manada ha salido con dos toros arropados por los cabestros por delante y cuatro por detrás. Poco después la condición de atletas de los ‘victorianos’ ha quedado patente al ir ganando terreno en la Cuesta de Santo Domingo. El burraco ha tomado la delantera y ha marcado el ritmo de vuelo en el sexto encierro de San Fermín.

Colocados en fila india han aparecido por Mercaderes para tomar la curva con buenas maneras. Ha sido en Estafeta donde, perfectamente organizados por la parte izquierda del vial, han ido limpiando el terreno con gran nobleza. Como si su objetivo fuera más el de llegar a la meta cuál Usain Bolt que el dar signos de bravo. La torada estirada y de dos en dos se ha encontrado con corredores que han podido aguantarles el ritmo. Carreras para aplaudir, ovacionar e indultar. Y más, si cabe.


El único incidente se ha registrado en el tramo vallado de Telefónica, cuando un toro ha caído y un mozo se ha chocado con él; sin embargo, se ha incorporado prácticamente de inmediato a la carrera con el objetivo de darle una buena marca a Don Victoriano. Y así se ha cerrado el portón de chiqueros a los 2’13”. Y los corredores deshacían el camino corrido al paso. Sin aplausos, satisfacciones, ni indultos, pero sí con la satisfacción interior. Eso es lo que queda.


lunes, 11 de julio de 2016

Crónica encierro Jandilla San Fermín 2016: Un minuto de cuidados


Informa: Patricia Rodríguez
Foto: Diario de Navarra

Dice un amigo mío que las amistades no desaparecen. Y yo no me canso de replicarle lo contrario. Porque las amistades, como cualquier tipo de relación, hay que cuidarlas. Los mozos han cuidado esta mañana a los dos ‘jandillas’ caídos en los últimos metros del recorrido. Paradójico. Pero, de no ser así, el resultado podría haber tenido tintes trágicos. Y por estadísticas, se contaba con la tragedia en el quinto encierro de San Fermín.

En carrera el toro es el enemigo pero también el motivo. Una especie de amor-odio que, un día más, ha comenzado a las 8.00 horas, tras los tres cánticos al patrón. Levítico, Fenicio, Coquinero, Decana, Lavandera e Impedida salieron apretados por los primeros metros de la Cuesta de Santo Domingo. Poco después, un toro de Jandilla de pelaje castaño ha tomado la delantera, llevándose a un mozo por delante.

La manada ha vuelto a agruparse en Mercaderes, en dos grupos de tres, para entrar en Estafeta sin tan siquiera tocar la famosa curva. La menor afluencia de público no ha aminorado, sin embargo, las peleas en primera línea de carrera, donde suelen intentar coger toro los corredores habituales.

Las buenas sensaciones de los toros de la estrella se han truncado en la entrada a la curva de Telefónica, cuando dos han caído en la parte derecha del vallado. Dos ‘jandillas’ descolgados solo avecinaba malos presagios. La posibilidad de que se repitieran escenas de comparecencias pasadas. Sin embargo, ha predominado la cordura. Quizá por producirse un lunes. Quizá por la suerte de que haya alguien que apueste por nosotros.

El negro, que se ha levantado por su cuenta, ha vuelto a caer en el mismo callejón de entrada al tropezar con un pequeño montón de corredores. Lo han podido levantar y ha entrado a la plaza, mientras en el primer punto, los corredores han ayudado a ponerse en pie al castaño. Buena labor que ha evitado que se produjeran incidentes. Un minuto después de que la manada entrara en chiqueros lo ha hecho el último toro, a los 3’04”.

Un tiempo invertido en cuidados, en hacer las cosas bien. Porque, insisto, hay que cuidar lo que tenemos si queremos mantenerlo. O, de lo contrario, solo nos quedará lamentarnos.

domingo, 10 de julio de 2016

Crónica encierro Pedraza de Yeltes San Fermín 2016: La generosidad de dar la vida


Informa: Patricia Rodríguez
Foto: www.elpais.com


Pamplona perdió la sonrisa. Difícil en plenos sanfermines. Cuando la ciudad se aísla de la realidad para crear una paralela en blanco y rojo. El nudo en la garganta, la noche en vela, la mente alejada del cuerpo en las verbenas siguieron a una noticia que se produjo fuera de las fronteras de la vieja Iruña. En la víspera del cuarto encierro, de Pedraza de Yeltes, un hombre había perdido la vida en el ruedo. En el de otra plaza en otras fiestas, Teruel y las del Ángel, pero el mundo del toro no entiende de esos límites imaginarios, solo de sentimientos.

El torero Víctor Barrio ha sido uno más en la carrera de la ganadería salmantina, que debutaba esta mañana en la capital navarra. Él estaba en la cabeza y el corazón de los que se han metido en los 875 metros de recorrido. Al menos, de aquellos que lo hacen conscientes, como lo era él, de que el toro da y quita. Incluso la vida. Y aún así echan la pata palante’.

Hay que pensarlo mucho o, por el contrario, pensarlo muy poco para estar a las 8.00 horas sobre los adoquines, con los de Pedraza de Yeltes tomando la Cuesta de Santo Domingo. Tres han despuntado de la manada pero, diferentes caídas de los morlacos, han impedido la rotura de la misma. Dos astados han seguido en cabeza a gran velocidad en la zona del Ayuntamiento, donde el primero de ellos ha arrollado de forma violenta a un aficionado al hacerle la zancadilla con el pitón.

La torada se ha mantenido estirada por Mercaderes y al llegar a la curva uno de los líderes ha embestido a un mozo refugiado en las tablas, aunque ha podido refugiarse por la parte baja. Los seis ejemplares han permitido buenas carreras en Estafeta, hoy asestada de corredores, para agruparse en Telefónica. Allí, el 10 de julio de hace siete años, tuvo lugar la última cogida mortal en el encierro. No había nacido el torero segoviano cuando se produjo la última a un matador en una plaza de toros española. Cuando "Burlero" también le partió el corazón al "Yiyo". Tres jóvenes que vivieron y murieron por el toro.

Las flores que han recordado esta mañana a Daniel Gimeno en el poste número 66 del vallado han vuelto a poner de manifiesto que esto no es un juego. Los toros, por si aquello no era suficiente en día de crespón negro, han escenificado esa parte más cruda en el callejón con la cornada en el cuello a un aficionado valenciano. Así murió el corredor madrileño en 2009. Éste ha sido uno de los dos heridos por asta en la carrera de hoy, en la que se ha registrado un tiempo de 2’30”.

Una dura lección que debería venir aprendida para poder tomar parte de un festejo. No todos están dispuestos a jugársela al todo o nada por un arte que algunos consideran en vías de extinción. A vida y muerte. Hay que ser tremendamente generoso para eso. Hasta siempre, torero.

sábado, 9 de julio de 2016

Crónica encierro José Escolar San Fermín 2016: ¿‘Déjà vu’ en Santo Domingo?



Informa: Patricia Rodríguez
Foto: Diario de Navarra

Los toros son tan imprevisibles como la vida. Aunque hoy ha parecido que los de José Escolar seguían un guión, el mismo que en su primera comparecencia en Pamplona. Otro sábado. Entonces uno de los cárdenos se descolgó de la manada al salir de corrales para tirar hacia el lado contrario. Hoy, también.

“¡Esto es un déjà vu!”, se ha oído en Santo Domingo. Pero de eso nada. La situación no se repetía fruto de la imaginación ni por cosas de la mente. Había tenido lugar hace tan sólo un año. Escenas de pánico en los primeros metros de la cuesta, donde los mozos se agarraban a las tablas, como el que se agarra a la vida en ese último momento, aterrados por la posible reacción del de Escolar.

Mientras tanto, el resto de la manada, con cinco ejemplares, ha enfilado hermanada por Santo Domingo. Eso sí, echando miradas amenazantes a los corredores. Al llegar a la curva de Mercaderes un ejemplar ha caído y ha parado la carrera a otros dos. Sin embargo, y contra todo pronóstico, la torada ha vuelto a recomponerse en esos primeros metros de Estafeta.

El paso de los cinco astados ha dejado numerosas caídas por el vial hasta que el primero ha llegado al ruedo a los 2’ 13”. Pero el encierro no ha terminado ahí. En el primer tramo, el descarriado de Escolar había sido rescatado por los bueyes y estaba haciendo de las suyas. Decisión arriesgada la de que dos minutos después el animal hiciera la carrera, ante la incredulidad de algunos.

La han sufrido en el tramo del Ayuntamiento y Mercaderes, con embestidas a la parte derecha e izquierda del vallado y varios arrollados en carrera. Por suerte, el animal ha enfilado Estafeta, donde se ha encontrado con los cabestros de cola, tomando gran velocidad sin hacer malos gestos. Los que sí han hecho algunos corredores, agarrando el animal en una mezcla de egoísmo y falta de respeto. Por fin José Escolar ha realizado la carrera con seis toros, aunque la decisión de no dejar el toro rezagado en corrales haya costado un tiempo de 4 minutos y las cornadas del día.