jueves, 27 de julio de 2017

Almassora recuperará las vacas enfundadas en el Roser y libera de cerriles el viernes del ‘pa i porta'



Informa: Patricia Rodríguez
Foto: www.elperiodicomediterraneo.com


Almassora recuperará la noche de vacas enfundadas en las próximas fiestas en honor a la Mare de Déu del Roser, que se celebrarán del 6 al 15 de octubre, y liberará el viernes del ‘pa i porta’ de toros cerriles, reservando la jornada en exclusiva al ganado de corro. Así lo ha hecho saber la presidenta de la Junta Local de Fiestas (JLF) y concejala de Fiestas, Isladis Falcó, a las peñas patrocinadoras.

Falcó ha remitido una carta a los colectivos taurinos en la que explica las novedades en el apartado taurino en su nombre y en el de la Comissió del Bou de la JLF a falta de tres meses para la celebración de los festejos. Novedades entre las que destaca la recuperación de la noche de vacas enfundadas el viernes de la cena del ‘ pa i porta’, acto que no se programó en las fiestas de mayo a pesar de la voluntad de la Asociación de Peñas Taurinas de Almassora (APTA) y el Ayuntamiento.

Así, según se desprende del texto enviado a las peñas esta semana, desde el área de Fiestas se ha acotado a sábado 7, lunes 9, martes 10, miércoles 11, jueves 12 y sábado 14 de octubre los días de exhibición de toros cerriles que entrarán en el tradicional sorteo “para evitar los malentendidos o la falta de comunicación de las fiestas pasadas ante la organización de los actos taurinos, y para que no vuelva a repetirse esta situación que provoca molestias al conjunto de los afectados”, explica la concejala en la carta.

VIERNES CON VACAS // De esta forma, detallan las mismas fuentes, “el viernes 13 mantendremos actividad taurina durante toda la jornada, cumpliendo así el reglamento de la APTA que establece siete días de exhibiciones, y recuperaremos las vacas enfundadas a petición de numerosos aficionados”. Ese día, concretan, habrá exhibición de vacas en horario de mañana, tarde y noche.

Cabe señalar que durante las próximas fiestas de octubre está prevista la exhibición de 14 toros cerriles, 13 patrocinados por peñas y collas y uno por el Ayuntamiento en calidad de “bou del poble”. El sorteo por el que quedan repartidos los toros patrocinados en los días fijados se celebrará próximamente en la reunión de la APTA como es habitual.  



*La noticia en el Periódico Mediterráneo:



viernes, 14 de julio de 2017

Crónica último encierro San Fermín 2017: Récord de arte



Informa: Patricia Rodríguez
Foto: www.diariodenavarra.es


Cuando el portón de los corrales ha echado esta mañana el cerrojo, en muchos hogares han respirado aliviados. Ha sonado, a continuación, una llamada tranquilizadora en todos los casos pero en mayor medida en el caso de las familias de los heridos -un total de 14 pero ninguno por asta de toro-. Un mensaje de WhatsApp en su defecto. Algunos, con más suerte, han podido abrazar a los suyos tan solo minutos más tarde.

El gesto, da por finalizados los encierro de Pamplona de 2017. La comunicación, por su parte, pone fin a días de angustia alrededor de las 8.00 horas, cuando los suyos se han jugado la vida bajo el capotico de San Fermín. Lo han hecho por última vez hoy, 14 de julio. Y lo volverán hacer, o en eso piensan ya, a partir del 7 de julio próximo.

El recorrido del encierro era esta mañana la zona de Salidas de un aeropuerto o un andén de cualquier estación. Aviones o trenes hacia cualquier parte en los que también tenían billete los pastores "Rastrojo" y "Chichipán" tras décadas con el polo verde. Ellos han anunciado su retirada. No eran los únicos.

El adiós a los sanfermines 2017 -porque a los sanfermines en general nunca se les dice adiós- se hacía más especial al ser con el hierro de Miura, que a la postre han encarnado la carrera más rápida de la presente edición. Algunos, ya como un clásico que se repite desde antaño, se han vestido de gala con americana. Y los de Lora del Río les han respondido al detalle con nobleza en un encierro no exento de tensión y peligro pero sin cogidas por asta.

Los corredores de la Cuesta les han hecho la reverencia a los Miura nada más salir de corrales. Y así, sintiéndose queridos y respetados, los seis ejemplares han enfilado por Santo Domingo agrupados, con dos por delante y cuatro por detrás. En Mercaderes, uno de ellos se ha quedado descolgado unos metros del grupo para volver a unirse en la curva.

Los 'miuras' han tomado Estafeta muy agrupados, dejando de lado a los cabestros. El castaño ha ido abriendo calle en un juego de colocaciones en las que los mozos han intentado probar suerte. “¡Qué arte, señores, qué arte!”, les habrá gritado algún paisano de haberlos visto.

Gracia andaluza que por poco se convierte en tragedia en el tramo de Telefónica. Pero lo cierto es que los toros sevillanos han perdonado cornadas seguras y aseguradas en momentos como el registrado en el vallado, cuando la manada ha arrollado, aprisionado e incluso levantado al aire a un grupo de mozos arrinconados en las tablas de la parte derecha.

No menos angustia se ha vivido en el callejón, por donde los seis Miuras han pasado cinco por delante y uno cerrando. A los 2' 10" ya estaban dentro de los chiqueros. La tristeza del fin le daba la espalda a la alegría de haber llegado hasta allí. No hay marcha atrás para el “Pobre de mí”, pero el próximo 7 de julio tiene ya los días contados.

jueves, 13 de julio de 2017

Crónica séptimo encierro de San Fermín 2017: Sin corrida no hay encierro... ¿Y?



Informa: Patricia Rodríguez
Foto: Agencias


Hay que ser muy tonto -con todo mi respeto- para ser aficionado y rechazar el encierro y su repercusión mediática. Hay que ser muy tonto -repito y mantengo el respeto- y tener muy poca visión. Despreciar el encierro para ensalzar la corrida es restar argumentos a una única Fiesta. “Sin corrida no hay encierro”, inciden cada día en las redes sociales. ¿Y?, me pregunto. Eso, en lugar de aprovechar el tirón del festejo popular para poner en valor el festejo vespertino. Para poner en valor la Tauromaquia. ¡Qué más da la modalidad!

Hace un par de días un conocido periodista taurino al que, por cierto, no considero nada tonto, ponía de vuelta y media a los aficionados al encierro, a los que tildaba de “frikis” entre los piropos más bonitos. Dividir en lugar de sumar. Así le va al sector, al que le puede más la envidia, el beneficio personal y la soberbia que concede sentarse en un tendido y no en una barrera, que el tender la mano y aprovecharse de la popularidad de un acto que mueve masas.

Como en las seis mañana precedentes, hoy el mundo ha puesto sus ojos en el encierro de San Fermín. El séptimo con toros de Núñez del Cuvillo. “Los que son guiados hasta la plaza para ser lidiados en la corrida de la tarde”, apuntarían ahora. Afirmativo. Pero antes de eso, pese a quien le pese, en Pamplona hay 875 metros que levantan pasiones a propios y también a extraños desde que Hemingway publicó “Fiesta”.

Rezos en forma de canto al patrón, el cohete y la apertura del portón han dado paso a los seis ejemplares que Don Álvaro ha elegido para Pamplona. La manada ha ido buscando por la parte derecha en la Cuesta de Santo Domingo, punto en el que uno de los astados que encabezaba la torada se ha llevado por delante a un mozo parado en mitad del vial.

Uno de los ‘cuvillos’ se ha ido adelantando en Mercaderes, donde la manada ha entrado conjunta, y así ha tomado la curva de entrada a Estafeta, kalea en la que ha ido tomando velocidad. Y allí, como decía el periodista despectivamente, habría algún pantalón blanco de Castellón. Haberlo lo había. El primer animal ha ido limpiando la calle hasta que lo han podido templar mientras avanzaban metros de adoquines.

Con los seis ejemplares prácticamente en fila india, la carrera se ha convertido en una especie de ballet de alto riesgo por los afilados pitones de los ejemplares de Vejer de la Frontera. Le parece poco al citado periodista llevarlos a milímetros del cuerpo para salir en defensa de los toreros. Las comparaciones son odiosas pero hay una similitud muy clara: unos y otros se juegan la vida ante un toro, aunque sea de diferente forma. Unos gratis, dicho sea de paso. Hoy la carrera la dejado dos heridos por asta. 

Una mañana más se han vivido momentos de tensión en el tramo de Telefónica y entrada al callejón, con especial peligro en la parte derecha. Los seis ‘cuvillos’ han llegado a la puerta de corrales a los 2’16” pero han preferido dar una vuelta de rigor y lucirse ante los abarrotados antes de entrar a los 2' 40". Son conscientes de que esta tarde volverán a pisar el ruedo pamplonés, pero no por ello se avergüenzan de correr un encierro. Esa es la actitud. A ver si se entera el periodista.
  

*Crónica del encierro especial 'Castellonenses en San Fermín' para el Periódico Mediterráneo:

http://www.elperiodicomediterraneo.com/noticias/sociedad/estafeta-hace-castellonera-veloz-encierro-cuvillos_1081308.html


miércoles, 12 de julio de 2017

Crónica sexto encierro San Fermín 2017: Desde el cielo de Julen



Informa: Patricia Rodríguez
Foto: www.sanfermin.com (Íñigo Alzugaray)


Corría por las redes sociales una iniciativa para correr de blanco y rojo por Julen Madina. Hoy, 12 de julio. Un día especial cada sanfermines para el corredor de Hernani, fecha en la que se casaron sus padres y un jandilla lo cosió a cornadas en 2004. Llevaba años retirado del encierro que lo llevó a la gloria y lo acercó a lo peor del ser humano. Pero los del 2017 son los primeros sanfermines sin Julen. Los primeros desde que el mar se lo llevó para hacerlo eterno.



No ha habido más blanco y rojo en el encierro de hoy, el sexto de las fiestas con toros de Victoriano del Río. Y diría que no por falta de respeto ni afecto a uno de los grandes de Estafeta, uno de los tramos con más colores del recorrido. Más bien por la superstición o los sentimientos. Ese aferrarse a algo para sentirse intocable con seis toros en los riñones. No aceptarán los argumentos los puristas del encierro para quiénes el sentimiento está en correr con los dos colores que visten las fiestas. Cierto e igual de respetable.



Quizá algunas carreras, y hoy ha habido algunas para enmarcar, han remitido la dedicatoria hacia las alturas. Independientemente del equipaje elegido. Lo cierto es que a los ‘victorianos’ les daban igual las polémicas. Ellos, como hacen cada año, iban a demostrar sus condiciones físicas y los resultados de sus entrenamientos en la finca de Guadalix de la Sierra. Y así, arropada por los cabestros, la manada ha enfilado la cuesta de Santo Domingo, no sin que uno de los mansos hiciera el gesto de rajarse.



Sin separarse unos de otros, los victorianos han organizado de 2 en 2 la manada y han pasado por Ayuntamiento sin mayores incidentes. En Mercaderes la torada ha seguido muy agrupada pero ha quedado destapada para tomar la curva y enfilar Estafeta como si estuvieran jugando al dominó o a los bolos. Eso sí, sin marcharse el traje. A izquierda y a derecha los mozos iban cayendo al verse superados por la velocidad de los toros; mientras que por el centro eran, directamente, arrollados. Sin miramientos. Y aún así, algunos corredores han podido coger huecos en el vial y guiarlos con sus riñones al ir estirándose.



Tanta era la ansia de los victorianos de mantener o mejorar su marca –y superar el récord de Jandilla, claro está- que ni el ejemplar que ha caído encima de un grupo de mozos en el vallado de Telefónica se ha encelado con ellos. “¡Ahí os quedáis!”. Y ha seguido como si nada, sin preocuparse por las posibles lesiones causadas en el encontronazo. De hecho, y según el parte médico, en este punto se encuentran la mayor parte de heridos de la carrera.



A los 2’ 17” han entrado en corrales. Han demostrado su capacidad atlética pero no la suficiente como para batir récords. Y eso que su juego no ha sido nada limpio, a pesar de no tirar de derrotes. Sobre el ruedo algunos miraban al cielo. Para dar las gracias. Quizá, también, para saludar a Julen.


* Cientos de personas se han dado cita en la capilla de San Fermín esta mañana para participar en un homenaje póstumo a Julen Madina. #EternoJulen


*Crónica del encierro especial 'Castellonenses en San Fermín' para el Periódico Mediterráneo:


https://cronicastaurinas.blogspot.com.es/2017/07/cronica-sexto-encierro-san-fermin-2017.html


martes, 11 de julio de 2017

Crónica quinto encierro San Fermín 2017: Jandillas con estrella



Informa: Patricia Rodríguez
Foto: Agencias




Unos nacen con estrella. Otros, sin embargo, estrellados. Atrevido -por no decir nivel kamikaze- para los que se encuentran en el segundo caso meterse en el recorrido del encierro de Pamplona a las 8.00 horas entre el 7 y el 14 de julio. Y más, si cabe, hoy. No por ser 11 de julio, sino por tener que hacerlo con los toros que cría Borja Domecq. Solo hay que tirar de hemeroteca.

Y es que la estrella la tenían esta mañana los seis ejemplares que aguardaban en corrales. De esas que se marcan a fuego en el ritual del bautismo. Pero no exclusivamente ellos por ser de Jandilla. La estrella, el sino, la suerte ha acompañado hoy también a los corredores. Lo confirma un parte limpio de heridos por asta de toro y queda más que reafirmado al revisar las imágenes de la carrera. Cosas del capotico, ustedes saben. 

Un buen quite ha hecho San Fermín en la curva de Mercaderes. Al tanto. “Hurón”, “Gabriela”, “Procesado”, “Labradora”, “Historieta” y “Fetiche” salieron a por todas. “¡Chavales, que no se diga!”, aseguran que se ha oído en corrales coincidiendo con el estruendo de la carcasa. Los ‘jandillas’ han enfilado la Cuesta de Santo Domingo en fila india. Tres de ellos han tomado distancia respecto a la manada  y así han pasado por el Ayuntamiento. En la calle Mercaderes se les ha unido el jabonero, dejando por atrás a dos de sus hermanos.

Y es ahí donde el santo ha desplegado la tela. Mucha mano divina hay que tener para que un mozo saliera ileso tras quedar emparedado en la curva, ser levantado y caer sobre el lomo del jabonero. Los animales han retomado posiciones y el mozo ha salido del recorrido por la parte inferior del vallado. Y tan pancho o y tan dolorido.

Mientras tanto, “Fetiche” dejaba de ser el líder de un cuarteto para ser solista por Estafeta. Quizá era en él en quien recaía el peso de dejar alto el nombre de su ganadería hoy por la mañana. Si su misión era batir marcas lo suyo ha sido una misión cumplida que ha complicado la de hacer carrera a los mozos. Casi un imposible aguantarle el ritmo, que se ha templado en la zona de Telefónica y la entrada al callejón y por donde lo han guiado de forma excepcional algunos corredores.


Por detrás suya, un segundo bloque con tres de sus hermanos también ha permitido el lucimiento a los mozos metidos en batalla en esos terrenos de primera línea, y cerrando se han colocado los dos 'jandillas' que completaban el lote, un colorado y un castaño que han ido muy arropados por los cabestros durante todo el recorrido. 

A los 2 minutos y 13 segundos se ha dado por finalizado el encierro. “¡Hemos superado el récord delos Fuente Ymbro!”, se felicitaban en los chiqueros de la plaza. En las calles no había mayor éxito que el de poder almorzar juntos.


*Crónica del encierro especial 'Castellonenses en San Fermín' para el Periódico Mediterráneo: 


http://www.elperiodicomediterraneo.com/noticias/sociedad/jandilla-firman-encierro-mas-rapido-sanfermines-2017_1080917.html

 

lunes, 10 de julio de 2017

Crónica cuarto encierro San Fermín 2017: Segundos eternos




Informa: Patricia Rodríguez
Foto: EFE



El tiempo es relativo. No es lo mismo un minuto contigo que un minuto sin ti. El tiempo, por si vale de algo la propuesta, debería medirse de forma diferente para poder valorar el encierro de Pamplona y las carreras que allí se registran. Esta mañana ni la vertiginosa velocidad de los Fuente Ymbro ha impedido que algunos corredores pudieran templarlos durante segundos eternos.



Los seis toros de Ricardo Gallardo han salido de los corrales muy arropados por los cabestros para ir abriéndose huecos al tiempo que subían por la Cuesta de Santo Domingo. Mercaderes ha sido hoy un vial caótico al ocupar la torada gran parte del ancho del mismo y eso a pesar de que en el recorrido se ha notado la bajada de mozos respecto al fin de semana.



En la curva de Estafeta uno de los animales se ha puesto en cabeza arrollando a su paso a algunos corredores situados en la parte izquierda de la calle. Encontronazos vistos y no vistos pero infinitamente angustiosos para aquellos que los han vivido en primera persona.



Los 'fuenteymbros' han continuado la marcha por el vial más estirados y con huecos disponibles. Una invitación con trampa a correr entre sus sienes. La han aceptado algunos de los más experimentados que han entrado en carrera para templarlos en un tira y floja con la velocidad como handicap. De hecho, la carrera, que a la postre ha sumado 2'17", es la más rápida hasta el momento de San Fermín 2017.



La manada ha seguido por el tramo de Telefónica con algunos toros arrimados a la parte derecha del vallado lo que ha puesto en serios apuros a algunos mozos. Un tramo en el que se dejó la vida hace ya 8 años Daniel Jimeno. Un tiempo que, por más que pase, tampoco borra su recuerdo.


*Crónica del encierro especial 'Castellonenses en San Fermín' para el Periódico Mediterráneo:

http://www.elperiodicomediterraneo.com/noticias/sociedad/carrera-marca-castellon-veloces-toros-fuente-ymbro_1080691.html

 

domingo, 9 de julio de 2017

Crónica tercer encierro San Fermín 2017: "Huracán" de sentimientos


Informa: Patricia Rodríguez
Foto: El País (Agencias)


A veces resulta tan difícil decir adiós como abrir la puerta y dejar pasar de lleno a la vida de uno. Que suena a poco, pero es mucho. La ganadería Puerto de San Lorenzo ha entrado hoy en la historia de San Fermín en una mañana que olía a bienvenida y a despedida, a recuerdo. También a calles mojadas.

Y es que Pamplona ha llorado en forma de fina lluvia en esos minutos eternos que preceden a las 8.00 horas igual que lo hizo el mundo la tarde del 9 de julio de hace un año. El aniversario por la muerte del torero Víctor Barrio se ha colado en el recorrido del encierro tras una de esas noches de intensidad infinita. Y en las que el imposible es transitorio.

El ciclo de la vida ha vuelto a representarse en los 875 metros de adoquines en los que ha tomado el mando "Huracán", un toro castaño de 620 kilos y marcado con el hierro de La Ventana del Puerto, que se había propuesto brindar su gesta al cielo. Y así, con la mente centrada en cumplir su cometido, ha tomado distancia de sus hermanos y ha enfilado en solitario la Cuesta de Santo Domingo a una velocidad de vértigo. Tanto es así, que en Estafeta se ha abierto un pasillo espontáneo a su paso para evitar arrollamientos más que asegurados.

Pocos han podido aguantarle el ritmo frenético, que se ha visto obligado a parar en seco en el vallado de Telefónica al tropezar con un mozo y caer. Entre ellos, un corredor con pañuelo verde al cuello al que, curiosamente, el ejemplar salmantino ha arrastrado varios metros por el pantalón al final del callejón tras tropezar con otros mozos. Un gesto que casi se convierte en gesta de velocidad.

Por entonces, en el recorrido los corredores ya habían probado suerte en carrera con los cinco toros del Puerto de San Lorenzo restantes, que iban arropados por los cabestros. La ganadería del Puerto de San Lorenzo entra en la historia con un encierro de 2'26" limpio de heridos por asta. Historia en la que nadie podrá borrar el nombre de Víctor Barrio.


*Crónica especial 'Castellonenses en San Fermín' para el periódico Mediterráneo:

sábado, 8 de julio de 2017

Crónica segundo encierro San Fermín 2017: La traición del José Escolar



Informa: Patricia Rodríguez
Foto: El País

Habían pactado hace unas semanas no repetir los episodios de años anteriores. Así lo acordaron los seis de José Escolar antes de emprender un viaje con destino Pamplona desde la finca Monte Valdetiétar. Tercer año consecutivo en San Fermín.
‌En la cabeza de los corredores merodeaba la idea de que un 'escolar' se diera la vuelta como había sucedido en 2015 y 2016. "Pero no, no puede ser". Se escuchó el "pum" y en corrales hubieron movimientos extraños. "¡Todos dirección plaza de toros!" advirtió "Sevillano", el ejemplar de mayor peso del lote con 580 kilos, mientras "Voluntario" asentía. Y así, con la consigna resonando en sus oídos, la manada cruzó el portón de corrales situándose por delante de los mansos. Y los aficionados respiraron aliviados. "Todo en orden" gritaban desde los balcones a los corredores.

Poco duró esa sensación de calma tensa. Tan poco como el espacio entre corrales y la primera línea policial, cuando "Diputado" hizo la jugada y tiró cuesta abajo incumpliendo así la disciplina del grupo. "No hay dos sin tres", repetían los aficionados entre bromas y lamentos. Mientras el ejemplar hacía de las suyas en esa zona, el resto de la torada enfiló la cuesta de Santo Domingo en fila india derrotando a los lados.

Advertencias que se cumplieron  en el Ayuntamiento, cuando un mozo fue cogido de forma dramática por el que abría manada. Cuatro José Escolar tomaron la curva de Mercaderes primero, seguido de un quinto a metros de distancia. La fractura permitió grandes carreras en los dos bloques por Estafeta.

Cuando la manada entró en la plaza, pasados dos minutos del inicio de la carrera, "Diputado" comenzaba la suya arropado por los cabestros de cola, a quiénes burló junto a los pastores durante su tiempo de deserción. Más rápido que los mozos en algunos tramos, el animal fue enchiquerado a los 4'02". Lo que pasó en corrales ya es otra historia.


*Crónica especial 'Castellonenses en San Fermín' para el Periódico Mediterráneo:

viernes, 7 de julio de 2017

Crónica primer encierro San Fermín 2017: Más cornás da el hambre




Informa: Patricia Rodríguez

Fotos: EFE/AFP/ Reuters


La vida es eso que pasa mientras corres un encierro. Dicen que el acto de medirse a seis toros da sentido a la existencia. Hoy la oportunidad de decirle "no" a la muerte tenía forma de Cebada Gago. Toros gaditanos que no perdonan en cada una de sus comparecencias en Pamplona. Y van 29. 30 si contamos que el primer año acudieron a la cita como novillos.

"Son 29 encierros", apuntaba uno de los astados como aquel que resiste a cumplir años. Juventud divino tesoro. La veteranía de los 'cebaítas' para abrir las mañanas sanfermineras se contraponía a las sensaciones propias de un siete del siete. Dónde todo se siente por primera vez aunque ya se haya sentido muchas veces.

"Pitorro", "Adelantado", "Segador", "Perseguido", "Tirador" y "Punterito" salieron de corrales a las 8.00 horas. Tras los cánticos y el cohete, por supuesto. San Fermín es tiempo de liturgias, de un guión cerrado que pierde los papeles cuando la manada pisa la cuesta de Santo Domingo.

Poco duró hermana la torada, con dos toros tirando derrotes a izquierda y derecha en esos primeros metros donde se encuentra la hornacina con la imagen del patrón. Se frenó el número 80 por la parte izquierda, el mismo ejemplar que tomó la acera arrollando y embistiendo a algunos mozos hasta la zona del Ayuntamiento.

Por la casa consistorial, un día antes protagonista del chupinazo, la manada pasó más estirada, colocación que mantuvieron por Mercaderes. En la curva el ejemplar que iba líder chocó contra el vallado, lo que permitió al toro melocotón encabezar la entrada a la calle Estafeta.

Mientras cuatro toros y los cabestros se fundían con la marea humana, otros dos quedaban rezagados unos metros. En ese punto del mítico vial se vivieron momentos de tensión cuando uno de los ejemplares hizo el ademán de dar la vuelta. Mozos y pastores recondujeron la situación, mientras hacia el tramo de Telefónica algunos corredores celebraban la vida entre los pitones.

Los dos últimos toros entraron por la puerta de corrales a los 2 minutos y 54 segundos, no sin antes sumar las cornadas de rigor a un historial con 53 cornadas en 28 encierros. "Más cornás da el hambre", diría el Espartero. Ese es el precio a pagar por jugar a ser inmortal. Al menos, durante 8 mañanas al año.


*Crónica especial 'Castellonenses en San Fermín' para el Periódico Mediterráneo:

http://www.elperiodicomediterraneo.com/noticias/sociedad/cebada-gago-protagonizan-primer-encierro-rapido-peligroso_1080154.html

Castellonenses con corazón blanco y rojo



Informa: Patricia Rodríguez
Fotos: Bou per la Vila




Aunque su carné de identidad diga lo contrario, desde hoy muchos castellonenses son navarros. Pamplonicas, más bien. Algunos lo son ya desde ayer, cuando sonó el chupinazo desde la casa consistorial de Pamplona para dar inicio a los sanfermines. Dicen que "uno es de donde está su corazón". 



Y si es así, nadie va a negarles la vecindad a los que se juegan la vida en la vieja Iruña a las 8.00 horas. 7 de julio, día del santo patrón, por primera vez. Pero quedan siete mañanas más. Otros siete encierros. Hoy Alberto Guillamón "Torrechiva", de Onda, ha repetido la liturgia de hace cuatro décadas. En su piso de kalea Estafeta hay tantos nervios como valentía. Allí está su sobrino Mateo Ferris, digno sucesor de la saga y protegido desde el cielo por el que dejó huella en la calle. "Mi ilusión desde pequeño es estar aquí". La cumple un año más.



Onda, uno de los referentes del "bou al carrer", es uno de los municipios que más corredores aporta desde Santo Domingo a la  plaza. Botijo en la curva de Mercaderes, Lluis Barraganes en Estafeta, o Joan Varella hacia Telefónica. Él lleva entre sus riñones 19 fiestas de San Fermín "17 subiendo toda la semana", apunta. Sin preferencias en cuanto a ganaderías, sí lo tiene en cuanto a la fecha. "El 7 es especial porque todos estamos esperando ese encierro, el primero". Cebada Gago abriendo cartel.



En Almassora volverán a buscar la camiseta de "La Pirula"  entre los pitones en la carrera que internacionalizó Ernest Hemingway. Después de 4 años Juan Luis Marín regresa manaña sábado a la Estafeta. "Voy con la intención de correr, pero sobre todo de disfrutar. Aunque sean 10 metros", explica. Y recuerda con nostalgia "cuando subía yo solo a correr de mi pueblo. Pero hoy hay cantera y es una alegría". Entre esa juventud destaca el nombre y las formas de Samuel Valero, uno de los corredores de la provincia con mayor proyección. 



En Les Alqueries harán lo propio con la morada de la peña El Torico que luce cada año Martín o la mítica de "Marabello", que se sumará a los sanfermines el martes aunque en esta edición sin la compañía de su hijo David. "Este año subiré por séptimo año consecutivo pero la primera vez que vi y corrí un encierro fue en 1982, hace ya 35 años, con toros de la familia Guardiola", rememora mientras prepara el equipaje, como lo hicieron hace unos días Ricardo Badenes y Quique Escrig, de Atzaneta, o Nacho Marín. En la suya no falta el sentimiento albinegro con la del CD Castellón.



Maletas que encierran miedos y sueños y en las que aún hay hueco para ropa blanca y roja y esas camisetas de 'colorines' que se admiran en Castellón y se critican en Pamplona. Las redes sociales son estos días un hervidero de selfies con el hashtag #SanFermín como protagonista. De los que se miden a los toros, pero también de aquellos que ocuparán balcones o vallado. Allí donde se reza y se sufre por los que pisan los adoquines. Publicaciones que no cesarán hasta el próximo día 14. Y a partir de entonces habrá menos navarros, pero solo por 365 días. El corazón de algunos castellonenses vuelve a ser blanco y rojo cada siete del siete.


*El reportaje en el Periódico Mediterráneo: