jueves, 6 de octubre de 2016

Crónica 4 tarde bous Roser Almassora (5-10-16): Lluvia de aplausos en la Vila


Informa: Patricia Rodríguez
Foto: Javi Rivera


De bien nacidos es ser agradecidos. Lo fue ayer Julián Marín a la salida del primero de la tarde, un Peñas Blancas patrocinado por la peña El Caragol en la cuarta jornada taurina de las fiestas de la Mare de Déu del Roser de Almassora. El rodaor local recompensó al emblemático colectivo con una espectacular parada después de ser distinguido con el trofeo al Mejor Recorte de Salida de Santa Quitèria.

Abrió plaza el de Peñas Blancas –a pesar de estar anunciado como segundo- y lo recibió Marín con tan sólo una faja de color rojo en la mano. “Palomo”, marcado con el número 46, siguió la estrecha tela en una serie de rodadas en las que le dio ventaja para su lucimiento. Y entonces, mientras se refugiaba en el 'cadafal', fue la afición la que agradeció su gesta con una lluvia de aplausos, que suplió la carencia de la que tradicionalmente cae cuando patrocinan toro “los caragols”. El animal, con mucha cara, basó su lidia en la parte baja del recinto,donde lo rodaron hasta que se 'instaló' en El Portal. Una localización que dificultó la labor para devolverlo a corrales.

Poco detallista fue "Aplicado", el segundo de la tarde, con los suyos. Al menos, con Raúl Robles "Raulillo" que lo esperaba sobre la arena. El de Rocío de la Cámara, también muy bien armado, salió fugaz de los corrales de Ca la Vila hacia la calle San Joaquín poco antes de las 19.00 horas sin mirar siquiera al director de lidia de la localidad. El astado financiado por las peñas Sant Roc, K-Nut, El Duro, l'Arrastre, El Desfase, Peña 38, La Gleva, La Kolva y La Treska, marcado con el número 52 y pelaje castaño, tuvo una lidia más completa que su antecesor.


Tuvo movilidad y remató en las talanqueras del recinto. Uno de los momentos más destacados de su exhibición llegó en la plaza Mayor cuando Patricio lo embarcó con la chaqueta hasta en tres ocasiones, recibiendo la ovación del respetable que ayer volvió a llenar el recinto taurino almazorense. Y no hay mayor condecoración que esa a pie de calle. 


* La noticia en el Periódico Mediterráneo:

No hay comentarios: