miércoles, 5 de octubre de 2016

Crónica 3ª tarde bous Roser Almassora (4-10-16): Tarde de 'reconocimientos' en la Vila






Informa: Patricia Rodríguez
Fotos: Javi Rivera
El primer toro de la tarde estaba ciego. Eso, al menos, es lo que decían por la Vila. Decían también que no era una ceguera absoluta. Y matizaban. Que no se veía bien de un ojo, que tenía una 'perla' o la vista cruzada son solo tres de las tropecientas enfermedades visuales que le diagnosticaron algunos aficionados al de El Montecillo que abría tarde el martes. Y, oye, no hay nada imposible en esta vida, pero esa cuestión la debería prescribir un veterinario. ¡Qué menos!

No le constaba a la ACT Aficionades Taurines d'Almassora, patrocinadoras del ejemplar en cuestión, la tara pregonada de "Aldeano", que apostaron por él por presencia, hierro y la garantía de estar limpio. Al número 49 lo recibió Ismael Lozano en la plaza Mayor, donde salieron a su encuentro César Palacios y Borja Gimeno sin que el animal les diera la cara, buscando salida por San Joaquín. 

Recorrió al trote el recinto, basando su exhibición en la parte baja de la calle San Vicente donde no sacó nada a pesar de la insistencia de Cristian "El Pincho". Y pocos o nadie más. Mientras tanto, en los corrillos se debatía el diagnóstico o el tiempo... ¡Quién sabe!. A su vuelta a la plaza lo probó a la rodada Dani Martínez, de Onda, que estuvo muy por encima de él. 

Ciego hay que estar, por cierto, para no ver el buen juego ofrecido por el segundo de la tarde, que se llevó todo el picante del cartel de la tercera de la feria del Roser. Igual que para no destacar la buena presentación del primero. Al César lo que es del César. El astado de Adelaida Rodríguez salió con ganas del cajón a la plaza de La Picaora. Allí lo recibieron al alimón Julián Marín y Raúl Robles, rodándolo posteriormente Borja con clase en los medios.

Hizo suya la parte alta del recinto taurino, entre Picaora y Raval, donde remató en las talanqueras a los cites de los aficionados demostrando mucha fijeza. Localización elegida quizá para contentar a sus patrocinadores que siguieron su exhibición desde los cadafals de Numereu-vos, Més que Amics, Om Blanc, Suso, Gandía, Engravà, El Pardal, La Caldera, Les Dos, El Ciret, Flotafil, Bugs Bunny, Pensat i Fet, Els Amics, La Pau y Colla La Picaora.

No se resistió a embarcar con su "muleta" Patricio, al que repitió hasta en tres ocasiones, ni tampoco el torero de Almassora, Jonathan "Varea", que lo rodó frente al casal de El Racó en la calle Colón, donde se refugió. Refugio se vio obligado a buscar también Rafa Lorite, al que cortó el animal a la rodada ya sobre la arena. 

"Pionito" se resabió en la parte final de su suelta, cuando se plantó en los medios y les dijo a los 'rodaors' que "Aquí estoy yo". Difícil meterse en su terreno. Y allí fueron a buscarlo los mansos a los que el de Atanasio-Lisardo siguió sin rechistar hasta corrales, donde le esperaba el Domecq para felicitarle por su tarde. No hay más ciego que el que no quiere ver.



*La crónica en el Periódico Mediterráneo:

No hay comentarios: