martes, 28 de diciembre de 2010

Los taurinos de la provincia de Castellón torean la crisis al exhibir 759 astados en 2010

Informa: Patricia Rodríguez

El torero Rafael El Gallo decía que “en la vida todo se torea”. Los taurinos de la provincia han aplicado a rajatabla la máxima del diestro madrileño durante la temporada 2010 dando una buena lidia a la tan temida crisis. Así lo avala un estudio realizado por el anuario Bou per la Vila 2010 en la que se cifran en 759 los toros cerriles exhibidos durante la presente temporada, un total de 71 astados más que el año anterior.

En este sentido, el director de la citada publicación taurina, Alejandro Navarro, explica que la situación económica actual “redujo en un primer momento algunas celebraciones taurinas, pero ahora nos estamos acercando a nuestras mejores cifras”. En esta línea, cabe señalar que fue el año 2007 el que batió récords con 810 toros; mientras que, en el ejercicio siguiente, se exhibieron cinco ejemplares menos.

La recuperación ante el descenso de cerriles registrado en el 2009 se debe, según el Director de Bous al Carrer, Alberto de Jesús, “a una bajada en el precio de los ejemplares” y que ha dado la oportunidad a algunas peñas y comisiones taurinas “a adquirir dos astados por el precio que antes compraban uno”, tal y como explica el periodista taurino.

Respecto a los hierros, y según revela el estudio efectuado por Bou per la Vila, resulta curioso que sea un hierro autóctono como es el de Palmira Cervera, de Catí, el que más toros ha soltado en las calles de la provincia en el 2010, con un total de 28. Sin embargo, Navarro resalta una subida en el nivel de las ganaderías puesto que, tras Palmira Cervera, se encuentran Laurentino Carrascosa, con 27; Santiago Domecq, con 17; Cebada Gago, con 16; mientras que en el quinto puesto se encuentra otro hierro provincial como es el de Sergio Centelles. “Parece que hemos ganado en calidad, pero solo en la cartelería”, afirma Navarro.


La Vall d'Uixó defiende su trono

La Vall d’Uixó ha vuelto ha defender su ‘trono’ durante la temporada 2010 demostrando, de este modo, por qué se merece el calificativo de la capital del toro. En este sentido, Fernando Juárez, presidente de la Asociación de Prensa Taurina de Bous de Carrer, destacó los 112 toros que se han dado suelta en la ciudad este año y que hubieran subido a 114 “si dos de los cerriles previstos no se hubieran lesionado”, apuntó. El ‘Estudio de Bou per la Vila’ confirma que en el ránking de poblaciones se mantienen a la cabeza ciudades como Onda y Almassora que, con 61 y 42 toros, respectivamente, son merecedoras del segundo y tercer puesto. En cuarta posición se encuentra la Vilavella, que se supera con 29 astados; a esta le siguen Nules con 27; Betxí y l’Alcora con 24; y Xilxes, con un total de 19.



No hay comentarios: