martes, 7 de abril de 2015

Pascua Taurina de Onda 2015 (Benavent): De azul cielo y azabache


Por Patricia Rodríguez
Foto: Pascua Taurina Onda


Cada uno lleva su pena como puede. O como quiere. Unos por dentro. Otros, en cambio, prefieren exteriorizarla. Estrenó temporada en Castellón José Mari Manzanares vestido de riguroso luto en nombre del padre y maestro. El mismo homenaje que le hizo José, "Joselito" o "Gallito", según versiones, a su madre la temporada en la que encontró la muerte en Talavera. Son muchas las faenas plasmadas sobre el ruedo que se van al cielo, que ayer lucía de semiluto en la segunda jornada del Concurso de Ganaderías de la Pascua Taurina de Onda. 

No había más lamento ayer en el recinto taurino que el temor a que el tiempo aguara la tarde de la ganadería Hermanos Benavent. Por eso, cuando a las 17.30 horas "Batidora" salió de chiqueros, el respetable miraba hacia arriba cuestionando las intenciones de ese azul y azabache. Tocó la tijera la primera vaca a las órdenes de "Guarda" ejerciendo así de telonera de "Víbora". La trabajaron en el banco y el tablado, aunque lo mejor lo firmó con Paco Pino al quiebro y Dani Martínez a la rodada. El último en tocar pelo fue "El Oliva" que la saltó a pies juntos.

Respiraban tranquilos los miembros de 'cadafals' con toldo cuando los que seguían la tarde a pie de 'albero' comentaban que caía alguna gota. Apareció entonces "Religiosa", con la que se midieron a la rodada "Chuso" y Dani Norambuena, ambos de Les Alqueries, y acto seguido el toro "Fabuloso", que estaba que no estaba. Sería por el tiempo.

Y es que los cambios climáticos afectan a nuestro organismo. Comprobado. Sin embargo, no a todos nos afecta por igual. Lo demostró "Escopetilla", a la que no le importó actuar bajo el gris escenario que presentaba la Pascua Taurina tras los diez minutos de descanso. Tiñó de color el 'chispeante' la de Benavent, vaca brava a la que probó, en primer lugar, Javi Edo a la rodada. Avisó la pupila del ganadero de Quatretonda que le gustaba al cono ya de primeras, cuando sorprendió a un aficionado, y se enceló a posteriori con "Guarda" y "Emiliano" en las alturas. Un gesto que levantó la ovación del público. Que aprovechó, todo sea dicho, para calentar las palmas de las manos. Subió al tablado y saltó banco y tijera. Una completa actuación en la que también se hicieron necesarios los quites entre compañeros.

No quiso ser menos "Guapita", que tampoco necesita sol para salir de marcha ni lluvia para quedarse en el sofá con la manta. "¡Qué más da el tiempo!", dirá. Subió hasta en cuatro ocasiones a la pirámide, voló sobre tijera y banco y se emparró en el cono. Con ella bailaron al quiebro sin dejar espacio para el aire el rodador local Pino y Álex Escrig. Completó el corro Benavent para participar en el certamen con "Taconera". La tarde concluyó con la suelta de una res fuera de concurso cuando ya no importaba el tiempo, pero sí el cielo. Allí también hay buenos aficionados. 




No hay comentarios: