viernes, 23 de noviembre de 2012

El arte se viste de luces






Información y fotos: Patricia Rodríguez

Fue Joaquín Costillares quién en el siglo XVIII consiguió que los matadores pudieran lucir en su indumentaria galones de oro, un privilegio del que hasta el momento gozaban los picadores. Ahí nace el traje de luces con el que retrató Francisco de Goya a los hermanos rondeños Pedro y José Romero. El chispeante, medio por el cuál el hombre se transforma en torero, es el leive motive de la exposición de Manuel Franch en el Centro Cultural Provincial Las Aulas de Castellón.

El arte de Cúchares ha sido fuente de inspiración de grandes artistas desde que los juegos entre hombre y toro de la antigua Grecia quedaran plasmados en el fresco del salto del Minotauro. “En mi pintura siempre ha cobrado especial importancia el mundo taurino porque siempre me ha impactado el colorido que existe en la plaza de toros”, explica el autor vila-realense a través de su página web para presentar una muestra bordada con alamares y caireles bajo el título ‘Trajes de luces’.

“La sensibilidad del autor será condición necesaria para transmitir la viva esencia del mundo de los toros. Un mundo lleno de matices, colores, olores y miedo que  deberán ser protagonistas”, ha puesto de manifiesto el fotógrafo taurino Javier Arroyo quién inicia la temporada en el coso de Pérez Galdós y la cierra en el de La Misericordia para captar con su objetivo aquello que Franch, al igual que lo hizo Picasso, plasma en sus lienzos.

Sin embargo, en la tauromaquia que concibe este artista que tuvo sus primeros contactos con la pintura a los 8 años no hay espacio para el animal, ya sea el toro o el caballo. “Mis obras no muestran escenas violentas ni agresivas del toreo, sino reflejan la otra cara de la moneda, sin tragedia ni sangre”, incide.

Figuras del toreo como José Mari Manzanares, El Juli o Morante de la Puebla, quién recibe a los visitantes que acceden a la sala desde el pasado 23 de octubre con un muletazo por abajo, ceden su protagonismo en favor del vestido con el que se miden a la muerte pintados con detallismo y minuciosidad preciosista sobre un fondo neutro. “Para mí, el traje del torero, su costura y detalles, es algo único en el mundo”.

Para crear estos trabajos Manuel Franch hace un uso muy generoso de la materia aplicando capas y capas de pigmento acrílico con las que consigue que los adornos sobresalgan en relieve. En este conjunto pictórico destaca una serie de chaquetillas sin rostro y dos de las Meninas que Velázquez elevó a la categoría de arte ataviadas con complementos toreros. Es en este conjunto de obras donde Franch se distingue de la mayoría de artistas que abordan la temática taurina, según destaca la crítica.

En opinión del especialista en Bellas Artes, Amaury Suárez, quién gestiona el blog ‘De galerías con Amaury’ en el que difunde y valora el arte que se exhibe en Castellón, “hubiera sido preferible, y sin duda más elevado para el discurso de la obra, si Manuel Franch ahondara más en una propuesta compositiva de mayor sugerencia y diseño, utilizando para ello el lujoso traje de torero, no como una simple pieza decorativa, sino como símbolo de un discurso más intelectual, elaborado y sutil”. Y añade que esto “le obligaría a apoyarse más en sus virtudes, como sin duda lo es esa penelopiana paciencia para la elaboración del motivo, el traje de torero, y poco o nada en sus claras carencias, un deficiente dibujo del retrato”.

DIFUSIÓN CULTURAL

Será el respetable quién tenga la última palabra cuando llegue la hora de pedir los trofeos. Mientras, el Centro Cultural Provincial de Las Aulas seguirá sumando visitas hasta superar las 16.000 a finales de año, según las previsiones que maneja la Diputación Provincial de Castellón, entidad que hace 12 años recuperó el edificio de Las Aulas de la Latinidad como sala de exposiciones.

El diputado de Cultura, Héctor Folgado, quién inauguró la muestra junto al Diputado delegado de la Escuela Taurina Provincial, José Pons, ha destacado que una de las señas de identidad de Las Aulas “es la programación de artistas consagrados de la escena provincial y nacional con la de nuevos valores. Pero ahora aún vamos a impulsar más ese compromiso”, ha incidido en referencia a la creación de un comité de expertos que se encargará de confeccionar la temporada expositiva.

Compromisos de la programación, la sala se quitó el traje de luces el 17 de noviembre. Habrá que esperar hasta la próxima faena para volver a sentirse torero.


No hay comentarios: