sábado, 7 de julio de 2012

Crónica primer encierro San Fermín 2012: El lenguaje del miedo

Por Patricia Rodríguez

Pamplona ha vuelto a madrugar en la noche de un día en la que a unos les pesan los párpados y a otros el miedo les impide cerrarlos. En esas horas en las que embrocan sobre los adoquines de La Estafeta los que se acuestan a dormir la mona y los que se levantan para quitarse el mono de encierro.

Hoy, 7 de Julio, el miedo sólo tenía ojos para una mujer, Dolores Aguirre -y sus pupilos, claro está-, mientras en las calles del recorrido los corredores cruzaban más miradas que palabras, más abrazos que consejos. Ese es el único lenguaje que conoce el miedo.

Gestos que se difuminaron cuando a las 8.00 horas, tras los cánticos a San Fermín y el cohete, comenzó la gesta desde los corrales del Gas. La cuesta de Santo Domingo, húmeda por las cuatro gotas que precedieon a la carrera, recibió a Langosta, Burgalito, Cantinillo, Botero, Angelón y Yegüizo que se fueron abriendo camino junto a los cabestros barriendo por la parte derecha. Un punto donde se registró el único herido por asta.

Tras pasar por el Ayuntamiento, la manada siguió estirándose para coger la curva de Mercaderes sin ningún incidente y enfilar La Estafeta de dos en dos manteniendo ritmo y nobleza. La masificación que siempre comportan los encierros que caen en fin de semana no han evitado grandes carreras gracias al reparto de los toros pero tampoco muchas caídas.

Los momentos más angustiosos se han vivido en el tramo de Telefónica, cuando un mozo ha sido cogido por el pañuelo y arrastrado hasta el callejón de la plaza, afortunadamente, sin consecuencias. Con la ayuda de los dobladores toros y miedo entraban en los corrales de la plaza 2' 53" después.

Y entonces, las miradas daban paso a las palabras al realizar el recorrido a la inversa por que la satisfacción sí sabe de idiomas...

No hay comentarios: