viernes, 28 de mayo de 2010

Los recortadores cobran protagonismo ante tres astados de juego ‘encapotado’

Informa: Patricia Rodríguez
La tarde taurina de Almassora tuvo toreros pero no toros. Cierto es que haberlos, haylos. Tres para ser exactos. Sin embargo, ninguno hizo ganadoras las apuestas más halagüeñas y ofrecieron un juego igual de encapotado que el cielo que ayer cubría la localidad.

Así, los recortadores cobraron protagonismo en una tarde en la que lidiaban astado las peñas que concentran un mayor número de rodaors, como es el caso de El K-nut o, al menos, los más populares de la población como César Palacios, de la San Fermín; así como Borja y El Bicho, del Trasto.

La plaza de la Picaora se vistió de fiesta para acoger su primera salida en estas fiestas de Santa Quiteria. Un privilegio que recayó en el toro de la peña El K-nut, de la ganadería de Julio de la Puerta. Bondadoso, que fue parado por Abel a su salida del cajón, hizo honor a su nombre durante los poco más de 20 minutos que estuvo en la Vila; si bien es cierto que se empleó en las últimas rodadas que le ejecutaron en la zona de la plaza de la Picaora.

La peña El Trasto volvía a patrocinar en solitario astado y, para la ocasión, apostó por un ejemplar negro de Salvador García Cebada, el hierro ganador del Trofeo al Mejor Toro del Roser 2009. Sin embargo, Olímpico no desarrolló las mismas condiciones que Pudiente, el toro galardonado. El ejemplar fue recibido por Borja para, a posteriori, refugiarse en las calles, donde resbaló reiteradamente sobre el asfalto.

La tarde finalizó con la exhibición de un astado de El Madroñiz de las peñas Corb, Clafidors y San Fermín. Como no podía ser de otra forma, Espléndido fue templado por Palacios para llegar a las calles donde tampoco destacó. Tuvo algún momento destacado sobre la arena de La Picaora.
Por la noche destacar la cortada de cuerda que realizó Ismael al toro de su peña sentado en una silla.

No hay comentarios: