jueves, 27 de mayo de 2010

4ª Santa Quiteria: La muerte del segundo Muriel ensombrece la exhibición de su hermano

Informa: Patricia Rodríguez
La de ayer fue una tarde de contrastes en Almassora. Y es que los dos ejemplares de Juan Muriel previstos en el ecuador de las celebraciones de Santa Quiteria corrieron suertes diferentes.

La jornada taurina cambió su rumbo cuando el segundo toro de la tarde, perteneciente al hierro sevillano y financiado por las peñas El Duro, El Revolcón y Massa Caldo, resbaló en la calle San Joaquín y murió en el acto. Un hecho que dejó atónitos a los cientos de personas que, como cada tarde, se encontraban en el recinto taurino pero también a aquellos que seguían la exhibición mediante las cámaras de la televisión local, donde se vio en riguroso directo cómo el ejemplar chocaba contra una fachada y caía fulminado frente a los casales de El Trasto y La Tregua.

Cabe señalar que, según apuntaron algunos aficionados, este animal, que fue recibido por Richard en su 21 cumpleaños, hizo extraños desde su salida.

Tras los primeros momentos de desconcierto, el ejemplar fue retirado por la pala y, tal y como anunció el concejal de Fiestas, Vicente Bernat, fue sustituido por otro toro para la embolada.

UN GRAN TORO // Este triste suceso dejó en un segundo plano el resultado del primer toro de la tarde y, a la par, el mejor en lo que va de fiestas. Sorprendido, también marcado con el hierro de Juan Muriel, de las peñas La Pirula, El Racó y T’Empujen, destacó por su comportamiento desde que Borja lo templó chaqueta en mano en los medios de la plaza. El castaño, bien rematado y bonito de cara, corrió por las calles, rematando en las talanqueras. Durante su exhibición se resabió, plantando cara a los recortadores. Fue encerrado sin abrir la boca.

La jornada taurina finalizó con la suelta de dos vacas cerriles de las ganaderías de Aurelio Hernando y Raúl Larios gracias a un grupo de amigos. Ambas fueron paradas por Ismael, de la peña El K-nut que debutaba en la Vila.

No hay comentarios: