lunes, 8 de diciembre de 2014

Muletazos de reivindicación en Almassora





Informa: Patricia Rodríguez
Fotos: Nuria Pesudo / Ayuntamiento de Almassora 




Almassora cogió el sábado la muleta como lo hizo Jonathan Blázquez "Varea" en la plaza Mayor. Muletazos de reivindicación que, en el caso del novillero local, tuvieron eco más de un año después con el indulto de "Quejoso", de Los Maños, en Zaragoza. Con el objetivo de reconocer su excelente temporada como novillero con picadores y defender la fiesta taurina, el Ayuntamiento de Almassora ha organizado el ciclo "Jornades del Bou", que se retomará en enero con los "bous al carrer" como protagonistas.

El alcalde, Vicente Casanova, inauguró el evento tomando la palabra en los momentos previos a la charla-coloquio titulada "Bous de plaça", que fue moderada y presentada por las periodistas Sara Fructuoso y Patricia Rodríguez, respectivamente. Casanova ensalzó la figura del "torero" de Almassora y reivindicó la defensa de la fiesta, pidiendo a los asistentes un aplauso para Arañuel ante las amenazas antitaurinas por la celebración de 'bou embolat' esa misma noche.

Ya en faena, "Varea" abrió cartel en el que también estaban anunciados el matador de toros José Miguel Pérez "Joselillo"; el ganadero Daniel Ramos; y el crítico taurino, Vicent Climent. "No me hubiese imaginado ni en sueños terminar la temporada así", aseguró "Varea", quién compartió con sus paisanos las sensaciones de la tarde de Zaragoza. "Viví la tarde con mucha intensidad, intentando disfrutar dentro de lo posible de cada momento y de la embestida de Quejoso que fue muy pastueña, muy buena para el torero". 

Tras debutar con los del castoreño en Magdalena, la temporada fue cogiendo hilo a través de las sustituciones para terminar bordada en oro. "Tuve oportunidad de coger sustituciones, que no son agradables, y me sirvieron para coger rodaje para llegar a Zaragoza con un bagaje más alto", reconoció el joven, forjado en la Escuela Taurina de Castellón. La próxima temporada, sin embargo, se plantea diferente. "Espero tener mis fechas e ir mentalizado. No es agradable sustituir a un compañero". De hecho, ya avanzó el posible arranque del serial 2015 "se habla de Olivenza, Castellón y Valencia" y en el que le gustaría estar anunciado en Madrid y Sevilla. 

Vicent Climent, por su parte, valoró la temporada desde el punto de vista de la prensa provincial y marcó el punto de inflexión de "Varea" en la actuación de Valencia, al que en la actualidad apodera Santiago López. Respecto al próximo año, reconoció que será un año complicado. "Ya no será la novedad y se le mirará mucho". En el nuevo ciclo también tiene puestas muchas esperanzas el ganadero de Borriol, Daniel Ramos, que debutó con sus pupilos este año en Requena con éxito. "Hay una apuesta fuerte para la próxima temporada. Estoy ilusionado". Sin embargo, avanzó que no podrá lidiar en Magdalena por problemas burocráticos. "Quieren poner la novillada el 8 de marzo y mis novillos cumplen el día 10. Por dos días no voy a poder lidiarlos", lamentó. 

Un placer también fue escuchar a "Joselillo", torero castellano, cómo él mismo se definió, pero con fuertes lazos de triunfo y sangre con Pamplona. "La plaza de Pamplona es la hostia. Al torero y al toro lo idolatran. En la sombra hay muy buenos aficionados y el del sol es un público muy especial. Se deben juntar muchas cosas para llamar su atención. Tiene que salir un hombre que no piense que hay un mañana". 

El matador habló de la dureza del mundo del toro y más en tiempos de vacas flacas. "Yo siempre he estado en crisis", bromeó. "Me apellido Pérez, no otro nombre. Todo lo he conseguido a base de esfuerzo" y reconoció que los últimos años han sido terribles. "Como todas las crisis afectan a las zonas templada de la tabla. Es duro para los toreros que queremos avanzar en el escalafón". De hecho, "Joselillo" explicó ante el público que "prácticamente empiezo todas las temporadas a cero y voy remontando", a través de ganárselo ante el toro. 

Respecto a la elección del toro por parte de las figuras, el matador argumentó que "cada uno en nuestro trabajo buscamos las mejores condiciones y las mayores facilidades para obtener el mayor rendimiento y eso es lo que ha sucedido con las ganaderías. Se han especializado tanto en cuatro o cinco ganaderías para obtener con mayor facilidad el éxito". Sin embargo, señaló como solución que "se debería obligar más por parte de los aficionados" para que las figuras se midieran con toros de otros encastes. En este sentido, "Varea" habló de "gestas": "A las figuras mucho les ha costado llegar ahí para elegir pero también es verdad que deberían hacer gestas".

Una opinión compartida por el maestro: "Las grandes figuras están arriba porque se lo han ganado", aunque reivindicó la presencia en los carteles del resto del escalafón. "Se deberían adaptar los precios a los carteles. Hay que facilitar a la gente que pueda conocer a los toreros que queremos ascender en el escalafón. Somos los grandes desconocidos. Nos conocen los aficionados y poco más". 

El máximo punto de unión en la mesa llegó, precisamente, con la petición de unión en el sector. Para Climent la puesta en valor de la fiesta pasa por "la unión de todos los estamentos". "Falta que todos empujemos en la misma dirección y eso no es fácil. Somos el segundo espectáculo de masas de España y el más maltratado", aseguró "Joselillo".

La tarde taurina de Almassora continuó con la inauguración de una exposición en la que se puso en valor la cultura taurina a través de indumentaria, pintura, escultura, fotografía y carteles en el Espai Mercat. La mayor expectación la levantó el traje que lució "Varea" la tarde del indulto. Toda reivindicación tiene su recompensa.







No hay comentarios: