domingo, 15 de septiembre de 2013

Crónica segunda tarde '7 de Setembre' Puçol (Sábado 14): Ni la sombra



Informa: Patricia Rodríguez

Del SetdeSetembre ayer en Puçol (Valencia) no quedaba ni la sombra. Los focos del día grande de esta localidad de l’Horta Nord se apagaron cuando el siete ya era ocho en el calendario para no volver a encenderse. Al menos no ayer. ¡Otro año será! 

Puçol, centro neurálgico de los “bous al carrer” hace tan solo una semana, pasaba a un segundo plano ayer sábado, 14 de septiembre, empapelado con un cartel que no resultó atractivo para los aficionados frente a la programación de municipios vecinos. Un cartel que, por cierto, anunciaba la exhibición de un toro cerril de Julio de la Puerta que fue sustituido por otro de Sancho Dávila.

Matemáticamente hablando siete es el doble de catorce, pero taurinamente la segunda jornada organizada por la Comissió del 7 de Setembre fue una ‘caricatura’ de uno de los días taurinos más emblemáticos de la Comunitat Valenciana; aunque bien es cierto que ésta tiene asumido el papel de segundona y siempre cuenta con menos expectación. Un ambiente desangelado, no propio de ‘un dia de bou’, tomaba el recinto taurino del ‘Set’ alrededor de las 18.00 horas, cuando tenía que abrirse el cajón. Tanto era así que algunos no se tomaron las molestias de levantar persianas y abrir balcones o de retirar el coche del recorrido. Calles que ayer resultaron más familiares frente a la multitud que congregaron el pasado sábado. Estaban los de casa.

Sobre las 18.10 horas y con menos objetivos apuntando a la salida, salió el de Sancho Dávila, bien presentado de cara pero sin rematar a falta de kilos, que fue recibido por dos aficionados locales. Supo a poco la prueba del burraco; puesto que si los aficionados aguardaron pacientes los 10 minutos de rigor para comprobar su comportamiento, esto solo fue posible durante el mismo tiempo que había durado la espera. Un visto y no visto en el que el astado cumplió, destacando los embroques sobre la arena con ‘Sarri’ y ‘Yuno, que lo toreó con sendas rodadas.

A continuación se soltó, también de cajón, un toro de ganado de Benavent, marcado con el número 62, que puso en apuros a uno de los aficionados que lo recibió al alimón, como es tradicional, y al que obligó a saltar a la barrera. La tarde continuó con la prueba de vacas del ganadero de Quatretonda que recorrieron el amplio recinto sin que verdaderamente pudieran dar fe de sus cualidades. Los actos continuaron llegada la noche con las emboladas de varios ejemplares, entre ellos el cerril de la tarde. 

Las luces, también con sus sombras, volverán a Puçol. Quizá tampoco sea otro catorce. Otro 'Set', seguro.


Crónica tarde '7 de Setembre' Puçol 2013:




No hay comentarios: