sábado, 17 de julio de 2010

Resumen: Festes de San Pere del Grau de Castelló

Informa: Patricia Rodríguez

El distrito marítimo castellonense volvió a rendir honores al patrón de los pescadores, Sant Pere, alrededor del 29 de junio, fecha de su onomástica. Abrió la feria el sábado 26 de junio "Carafeo", de La Cardenilla, patrocinado por la Comisión de Fiestas, que se lesionó durante la embolada.

El domingo 27 se dio suelta al toro de Palmira Cervera de la Penya El Serrallo que tuvo un comportamiento plano. A continuación, salió a la arena el Mª Carmen Camacho de la Penya Tots per la Borda que realizó una buena salida y plantó cara para venirse abajo al final de su lidia debido al asedio de los muchos recortadores que se dieron cita en el Grau.

Pocos cohetes se pueden echar tras la exhibición de los tres cerriles de la víspera de la festividad de Sant Pere. El de Diego Romero de las peñas 1001, Foradà y Penya Taurina, que sustituía al Marqués de Domecq anunciado en un principio, se limitó a correr por el recinto; al igual que el Torres Gallego, financiado por el Bar Román. Mala suerte para el ejemplar de Corbacho Grande de la Penya El Bou que se rompió la pezuña nada más salir del cajón y, sin embargo, fue encerrado bajo aplausos por dar muestras de bravura pese a su lesión.

La ACT Bous al Grau soltó el miércoles el negro de Buenavista, que realizó una pobre actuación en el ecuador de la feria.

Lo más destacado del jueves fue el encierro de toros embolados de la ganadería Hermanos Miró, financiado por la peña 29 Sant Pere, que, un año más, consiguió llenar el recinto de aficionados alrededor de las 24:00 horas. Por la tarde, las peñas El Norai y El Porró dieron suelta a un ejemplar de Mª Carmen Camacho que realizó una salida peligrosa, poniendo en apuros a varios aficionados. Tampoco dio el juego esperado el de Mª Luisa Domínguez de la penya Els Ilegals.

Atractivo cartel el de la tarde del viernes. Tan atractivo que el recinto se quedó pequeño para acoger a todos los aficionados que se dieron cita. En primer lugar se dio suelta a un ejemplar de Fuente Ymbro que tuvo que hacer frente a los numerosos recortadores que lo esperaban. El ensabanado de Laurentino Carrascosa tuvo una discreta actuación, plantando cara frente a chiqueros al final de su lidia. Destacar el quiebro realizado por Iván Ballester El Patata. Cerró la tarde un Torrestrella que dejó algún detalle y al que costó encerrar en los corrales.

El ciclo concluyó el sábado 3 de julio con la actuación de un Marqués de Domecq, financiado por la Penya Taurina, así como el ejemplar de la Penya Paranoia y l'Arrastre.

No hay comentarios: