martes, 11 de septiembre de 2012

Crónica 7 de Setembre 2012 Puçol: 'Ventorrillo de (verde) esperanza'






Texto y fotos: Patricia Rodríguez


En la vida cuando una puerta se cierra queda la esperanza de que se abra otra más grande. En Puçol bastó el gesto de cerrar un cajón y abrir otro para materializar esa máxima, esa esperanza, con un toro de El Ventorrillo. Un ejemplar que puso argumentos sobre el ruedo del 7 de Setembre a una fiesta local que, por contra, no atiende a más razones que las que dicta el corazón.

Ajeno a los acontecimientos que se sucedían a pie de calle, el astado marcado con el hierro que el ganadero Paco Medina encumbró al éxito aguardó paciente su turno en la lidia vespertina, previsto en cuarto y último lugar. Y mientras, sobre la arena de la plaza del Ayuntamiento, miles de personas depositaban sus ilusiones en su habitáculo al tiempo que se desvelaba el juego de los tres toros que le precedían.

Atenciones compartidas, sin embargo, a primera hora de la tarde en la tradicional ‘Baixà de Caixons’, acto telonero de este festejo taurino que data de 1.600 y con el que comulgan vecinos y aficionados. Entre esa multitud, en la presente edición destacó la ausencia de Ricardo Alonso a quién la fiesta le brindó un minuto justo a las 18.00 horas para mantenerlo presente a través de un respetuoso silencio. 

Con las cámaras de la televisión autonómica registrando en directo la gesta, Carlos Trapero y Sergio Sarrión ‘Sarri’ recibieron al primer toro de la tarde, un Peñajara bien armado y marcado con el número 139 que no convenció al respetable en sus poco más de 10 minutos de prueba.

Sí lo hizo el negro listón de Montalvo al que templaron Toni y Chato de salida y que puso en apuros en los primeros compases de su lidia a Nelet y Yuno, a los que apretó en la rodada. El animal se fue hacia la parte alta del recorrido donde cumplió.

Buenas sensaciones que se disipaban en la soleada tarde coincidiendo con la prueba del Valdefresno, que no ofreció garantías ya desde su salida donde le esperaron Chichi y Carlos Alonso. Tras perderse por el recorrido, volvió al punto de partida donde murió después de ser enlazado con la intención de guardarlo en los corrales al hacer caso omiso a los cabestros. 

La sonrisa volvía a los tendidos pasadas las 19.00 horas. Justo en el momento que la Comissió del 7 de Setembre, con equipaje verde, verde esperanza, levantó la puerta del cuarto cajón. La bienvenida de Chichi y Trapero, dos de los 10 componentes de la comisión, al de El Ventorrillo se hizo extensiva a balcones y barreras.

Desde allí los aficionados comprobaron como el animal, de impecable presentación, derrochaba nobleza embistiendo con clase a todos los cites. Tantos como recortadores se cruzaron en su camino durante una exhibición que basó sobre la arena con arrancadas alegres y buscando tras el embroque. Fue encerrado bajo aplausos.

ENCIERRO Y EMBOLADAS // Pero el ‘Set’ fue tan madrugador como los taurinos que participaron a partir de las 08.00 horas en el encierro de Machancoses, que resultó rápido y limpio. A continuación se exhibió el primer cerril anunciado en cartel perteneciente a la ganadería El Pilar que recorrió el recinto tras su suelta de la parte alta del mismo.

Un ejemplar que fue embolado a partir de las 00.00 horas y al que le siguió un cerril para bolas de la ganadería Torrenueva. La noche continuó con la embolada de los toros de Peñajara, Montalvo y El Ventorrillo que prolongaron el 7 de Setembre hasta casi las 04.00 horas de la madrugada.

Y a esas horas se echó la llave en muchas puertas. Pero de esas que volverán a quitar el cerrojo cada vez que un festejo taurino tome las calles de Puçol.


No hay comentarios: