lunes, 9 de enero de 2017

Bou de Veo 2017: El privilegio de “Limpiabarros”


"Guarda", de Onda, embarcó a "Limpiabarros" con la chaqueta. Foto: P.R.
Dani Martínez rodando con gusto. Foto: Nadal Escrig.

El cerril creó momentos de peligro al embestir en las talanqueras. Foto: P. R.

Información: Patricia Rodríguez


El sueño de todo toro bravo debe de ser estar anunciado en una plaza de primera. ¡No sería descabellado! Quizás, y sólo quizás, “Limpiabarros” también soñó despierto con ser lidiado en uno de esos grandes cosos mientras pastaba por tierras extremeñas. Sin embargo, el destino le tenía preparada una plaza menuda para principios del mes de enero. “El sábado 7 saldrá a las calles”, escuchó desde el cercado.

La decepción de la noticia pronto se diluyó cuando el toro cerril de Luis Albarrán se informó sobre aquel festejo. “El primero del año en Castellón, la provincia más taurina de España”, le apuntaron al ejemplar de guarismo 2 y número 91 que la Comisión de Fiestas de Veo adquirió en la finca La Calderona como “Bou de Veo” y, por ende, como el primero exhibido en la Comunitat Valenciana en la temporada 2017.

“Limpiabarros” se sintió entonces un privilegiado. Una sensación que compartía con los aficionados que, llegadas las 17.00 horas del sábado, abarrotaron el pequeño recinto taurino de Veo para presenciar su salida de cajón. Una infraestructura que trasladaron hasta la plaza los vecinos como en una especie de ritual anual. Se santiguó “Kiko” en esos instantes previos a la apertura del portón del miedo y le paró la chaqueta cuando llegó la hora.

El ejemplar de encaste Murube-Urquijo, brocho de pitones y bien presentado, fue directo hacia el rodaor de Onda que aguardaba a la entrada de la plaza y allí se fundieron en una serie de rodadas que desencadenaron los aplausos del respetable. Y es que aquello significaba mucho más. Se entregó el animal a la causa que se le había encomendado y entró a los cites de los rodaors, como a los quiebros con chaqueta de “Guarda”. Se mostró codicioso durante su exhibición, rematando en las talanqueras desde las que se le citaba. Una circunstancia que creó momentos de peligro por la cantidad de público que se refugiaba en ellas.

GANADO DE ZORRILLA // Pero la apertura del serial también tuvo otro protagonista, el ganado de Hermanos Zorrilla. Las reses del hierro de Eslida fueron las elegidas para completar las celebraciones en honor a Sant Antoni, Sant Marcel y el Santissim Crist de la Sed, que comenzaron de madrugada del viernes al sábado con suelta de vaquillas y la embolada del toro "Cuchillero" a cargo de Emboladores l’Aldea. Fue entonces cuando se registró el único incidente de estos actos con el revolcón a un aficionado, que no tuvo mayores consecuencias.

La mañana del sábado los animales de Zorrilla fueron los encargados de realizar la entrada y posterior prueba de vacas, así como de abrir y cerrar la primera tarde taurina del ciclo, divirtiendo a los aficionados. Con ellos destacó a la rodada Dani Martínez, de Onda, que dio la cara de principio a final. Los festejos taurinos de Veo concluyeron con la embolada de un toro capón, a cargo de la cuadrilla Sobrelazo, y la del cerril, por los Emboladors Tales, que se hizo reservón durante su lidia y tuvo pocos pretendientes debido a las bajas temperaturas. 

"Limpiabarros" nunca será lidiado en una plaza de primera como él, quizás, imagino un día. Pero por siempre será el primer toro cerril que salió a las calles del 'bou al carrer' en 2017. Suerte la suya. 


*La noticia en el Periódico Mediterráneo:



No hay comentarios: