domingo, 15 de mayo de 2011

Descarga de adrenalina en el encierro de Javier Molina de Almassora


Informa: Patricia Rodríguez

Foto: www.torodigital.com

Estiramientos, miradas cómplices y nervios entre la muchedumbre. Su vestimenta y sus gestos delatan a aquellos que intentarán ganarle la partida al toro en la carrera.Almassora fue ayer punto de encuentro obligado para experimentados corredores de toda España que se dieron cita en el casco antiguo para tomar parte en el encierro de toros cerriles de la ganadería Javier Molina.

El recinto taurino se convirtió en una olla exprés de emociones alrededor de las 11.30 horas, cuando el reloj del campanario tenía el cometido de marcar la apertura de una nueva edición de la Feria Taurina de Santa Quiteria. Un acto financiado por el consistorio que congregó a más de 8.000 personas y que, a la postre, resultó limpio y rápido.

Tan solo un minuto de duración que fue presenciado por muchas personas pero en el que sólo unas pocas pudieron tocar pelo y sentir ese repunte de adrenalina sobre el asfalto. 60 segundos donde los seis ejemplares, bien presentados, salieron de los corrales instalados en la plaza de la Iglesia para tomar la calle San Joaquín y Colón, donde dos de los toros chocaron contra la curva. Sin embargo, la manada continuó hermanada por la calle Mayor, donde corredores y reses se fundieron en una buena sintonía que culminó en la calle El Riu.

SUELTA // Con el alivio de haber ganado la partida a la muerte, corredores y espectadores esperaron la exhibición de los ejemplares. Abrió feria Afilador, marcado con el número 29, que tras realizar una salida suelta desde los chiqueros del antiguo ayuntamiento se fue hacia las calles donde tuvo movilidad. Sobre la arena de La Picaora y de la plaza Mayor el astado tuvo clase y se mostró noble, entrando bien a los numerosos recortes y quiebros que le ejecutaron los rodaors. Un buen animal para abrir feria.

Llegado el mediodía y con el mercurio del termómetro en la zona alta, se dio suelta a Buñuelito, número 18, que realizó una buena salida pero no se empleó en la Vila, mostrándose desafiante en la zona de la calle Colón.

No hay comentarios: